La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior y Seguridad, Josep Borrell, se han reunido hoy con el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski en Kiev. El objetivo de la visita no es otro que el mostrar al mundo que la Unión Europea está con Ucrania. Además, la presidente de la Comisión ha anunciado hasta 1500 millones de euros más para armar a Ucrania.

La visita de los altos representantes europeos coincide con la retirada de las tropas rusas de los alrededores de Kiev, en un intento por reagrupar sus tropas al este del país. Zelenski ha recibido a los representantes europeos en la calle donde se ha producido un apretón de manos. Más tarde, Zelenski ha llevado a los representantes a visitar la ciudad de Bucha, donde se produjo una masacre de civiles destapada la semana pasada cuando las tropas rusas abandonaron la ciudad.

Borrell ha querido mandar un mensaje en su llegada a Ucrania: «Ucrania controla su territorio. No es un país invadido, dominado. Hay aún un Gobierno que recibe gente desde fuera y se puede viajar a Kiev». «Puedo confirmar que la UE vuelve a Kiev. Es algo literal: nuestro jefe de delegación vuelve a Kiev, así que podremos trabajar incluso más directamente y más estrechamente”, ha asegurado.

El anuncio del aumento del presupuesto para ayudar a Ucrania ha ido acompañado, del mismo modo, por algunas palabras del alto representante español: «Lo que realmente necesita Ucrania son más armas, menos aplausos y más armas». «Buenas palabras, bien. Pero lo importante son las cuestiones prácticas, más recursos, más capacidad militar para resistir la agresión rusa», señaló.

El viaje lo han realizado Von der Leyen y Borrell junto al primer ministro de Eslovaquia, Eduard Heger, a bordo de un tren que les ha llevado hasta la estación de tren de Przemsil, en Kiev. El encuentro con el presidente ucraniano ha estado marcado por fuentes medidas de seguridad. El lugar de la rueda de prensa tras el encuentro con Zelenski se ha mantenido en secreto y los periodistas han sido convocados a última hora en un punto de encuentro, según informa El País.

Mario González

Periodista. En Twitter: @mariooGr