En una resolución adoptada con 536 votos a favor, 96 en contra y 50 abstenciones, el pleno del Parlamento Europeo insta a la Unión y a sus Estados miembros a colaborar para continuar evacuando ciudadanos de la Unión y afganos en situación de riesgo, en particular mediante el uso de corredores seguros.

El Parlamento Europeo (PE) anticipa que la mayor parte de los refugiados afganos buscará protección en los países vecinos, por lo que la Unión debería ofrecerles ayuda y asistir en la creación de corredores humanitarios para el suministro de ayuda alimentaria, agua, saneamiento y medicamentos. Esto no es, sin embargo, una alternativa a una auténtica política europea de asilo y migración, que debería centrarse en el reasentamiento de las personas más vulnerables y en situación de mayor riesgo e incluir otras vías complementarias, como visados humanitarios y un programa especial de visados para las mujeres afganas.

La Cámara también insta a los Estados miembros a que reevalúen las solicitudes de asilo actuales y recientes, incluidas las denegadas, e insiste en que «bajo ninguna circunstancia debe haber retornos forzosos a Afganistán». Los eurodiputados aprovechan la oportunidad para reiterar su petición a la Comisión de que presente una propuesta legislativa sobre visados humanitarios, y a los Estados, que repartan de manera equitativa las responsabilidades.

Compromiso operativo con los talibanes

Los eurodiputados reconocen que es necesario un «compromiso operativo» con el nuevo Gobierno de facto de los talibanes para tratar cuestiones logísticas, operativas y humanitarias, con el fin de proporcionar ayuda humanitaria a los civiles necesitados y una salida segura a los ciudadanos extranjeros y afganos que deseen abandonar el país.

No obstante, estos contactos deben limitarse estrictamente a esos fines. El Parlamento deja claro que no se han cumplido las condiciones para el reconocimiento político de los dirigentes de facto talibanes, que han asumido el poder por medios militares y están destruyendo los logros de los últimos veinte años

Una llamada de atención para la UE

La retirada de las fuerzas estadounidenses e internacionales de Afganistán es la expresión de un fracaso colectivo de la política y estrategia exterior y de seguridad occidental, señala el texto, que recomienda extraer lecciones importantes de esta experiencia para el futuro. El PE advierte de que este fracaso puede suponer una ventaja estratégica para las potencias no occidentales y países vecinos, en particular, Pakistán, pero también China y, en menor medida, Rusia.

La resolución apunta, por último, que la UE debe reforzar significativamente su capacidad para actuar de manera autónoma y avanzar hacia la creación de una auténtica Unión Europea de Defensa.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad