El embalse, situado en la Sierra Norte de Sevilla, se encuentra ya al 92 por ciento de su capacidad superando los 170 hectómetros cúbicos embalsados. Tanto es así que se espera que a lo largo del día de hoy el agua alcance por primera vez el nivel del rebosadero, la cota máxima normal.

 

Juan Carlos Romero. En las últimas semanas las compuertas alivian agua y, como consecuencia de las intensas precipitaciones de los últimos tres días que dejaron 90 litros por metro cuadrado, los responsables del embalse permanecen desde el martes día y noche en la central de control para garantizar el correcto funcionamiento de esta infraestructura hidráulica y, mediante la realización de diferentes simulaciones,  poner permanentemente a prueba todos los dispositivos de seguridad y alerta a las poblaciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *