consejo-alergia-ocular

Algunos consejos para aliviarla es el uso de gafas de sol o reducir las actividades al aire libre.

Enrojecimiento de ojos, hinchazón, ardor, lagrimeo, vista borrosa o sensibilidad a la luz son los síntomas más comunes de la alergia ocular, que en algunas ocasiones puede venir acompañada de congestión nasal, estornudos o, incluso, dolor de cabeza, de garganta o tos. Con la llegada de la primavera, el buen tiempo y la polinización se disparan las alergias que afectarán este año a un 30% de la población española, es decir, 16 millones de personas, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Andalucía se enfrenta a una primavera intensa con previsiones que superarán los 5.920 granos por metro cúbico de aire. En el sur peninsular los pólenes más frecuentes son los de olivo y de gramíneas, según este organismo. Para hacer frente a esta concentración de polen, el mejor modo de prevenir los síntomas de la conjuntivitis alérgica es minimizar o evitar el contacto con la fuente de la alergia. Hay una serie de consejos para aliviar y reducir la alergia ocular.

Los primero es determinar el tipo de alergia acudiendo al alergólogo y al oftalmólogo para determinar el alérgeno y el tratamiento determinado. Además, debemos minimizar el contacto permaneciendo en lugares cerrados o manteniendo las ventanas tanto del hogar como del coche cerradas, ayudando a mantener el aire limpio.

Otro consejo es utilizar gafas de sol grandes y envolventes, para que ayuden a alejar el polen de los ojos. Lavarnos las manos frecuentemente con agua y jabón es lo más recomendable paras las personas que sufren conjuntivitis alérgica. También se pueden usar sueros fisiológicos o lágrimas artificiales durante la temporada de alergias. Utilizar cosméticos, jabones o champús hipoalergénicos reducirán el contacto con los agentes alérgenos, además lavarse el pelo o ducharse por la tardes después de todo el día expuesto aumentará la eficacia a la hora de eliminar el polen u otros alérgenos.

Por otro lado, se debe reducir las actividades al aire libre, sobre todo en las franjas de máxima concentración de polen, primera hora de la mañana o última de la tarde.

También existen descongestionantes oculares que llevan incorporado antihistamínicos que ayudan a reducir el comezón de los ojos; pero su utilización se debe limitar (según prescripción médica), ya que su uso prolongado puede incrementar los síntomas de irritación. Y por último, para aquellos cuyo cuadro médico es más severo, las gotas de esteroides pueden ayudar a minimizar la sensación de comezón, enrojecimiento e hinchazón. En este caso deben emplearse “siempre” con prescripción médica.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad