La empresa no garantiza que sean los últimos despidos debido a la «incertidumbre» que vive el sector de la comunicación.

La empresa ha comunicado  al Comité de Empresa de Unidad Editorial Información General, EL MUNDO, y a los representantes de los trabajadores de las Delegaciones del periódico en Andalucía, Valencia, Cataluña, País Vasco y Baleares, que en los próximos días va a despedir a cinco personas de Andalucía, seis de la Comunidad Valenciana y una o dos de Madrid. Además, dos trabajadores de EL MUNDO de Andalucía serán trasladados a la redacción de Madrid.

En el caso de Valencia, la empresa ha trasmitido que tres de las personas afectadas seguirán prestando sus servicios para el periódico como colaboradores externos, ya que continuarán realizando la publicación que confeccionan ahora, pero desde fuera de la redacción.

Según la empresa, «ha adoptado esta grave decisión debido a que considera que las páginas dedicadas a información local en las ediciones regionales son demasiadas para el número de ejemplares vendidos y el porcentaje de publicidad que generan, con lo que su rendimiento cada vez es más limitado».

El Comité de Empresa y los delegados de personal han expresado su rotundo rechazo a estos despidos, que se suman a los centenares que ha habido en los últimos años en el periódico»

Los  próximos despidos «agravan las lamentables condiciones de trabajo en las que se encuentra la plantilla, especialmente en las diezmadas delegaciones del periódico», lamentan.

Durante la reunión mantenida con la empresa, los trabajadores han comunicado que «con esta medida disminuirán por una parte la calidad del periódico y también las ventas de las ediciones regionales y los ingresos publicitarios en ellas, lo cual se traducirá en un agravamiento de la situación económica de la empresa».

Los representantes de los trabajadores han mostrado su malestar porque la empresa no ha informado de las medidas hasta que han pedido por escrito la reunión, «incumpliendo lo que establece el Estatuto de los Trabajadores», aseguran.

La empresa no garantiza que estos sean los últimos despidos que vaya a llevar a cabo, alegando para ello la incertidumbre que vive el sector de la comunicación. Se da la circunstancia de que hace tan sólo seis meses, la compañía nos aseguró que los reajustes que estaba estudiando para acomodar a la realidad actual el modelo de delegaciones no tenían por qué traducirse en despidos. Los trabajadores afectados recibirán la máxima indemnización legal más 15 días de preaviso y se reconocerá todo el tiempo de vinculación a la empresa.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *