Perro paseando / SA

Un curso para poder tener un perro o la prohibición de venta de animales en tiendas son algunas de las novedades que entraña el anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales que salía a la luz el pasado miércoles 6 de octubre en su plazo de información pública.

Esta nueva ley, que propone el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 que comanda Ione Belarra, propone, entre otras medidas, que las personas que se dispongan a adquirir un perro como mascota superen un «curso formativo» para una «tenencia responsable del animal», así como la firma de un seguro de responsabilidad civil.

En el anteproyecto de ley no se detalla en qué consistirá ese «curso formativo», aunque si señala que servirá para que la persona interesada adquiera los conocimientos básicos «en el manejo, cuidado y tenencia de animales».

Fin al sacrificio de animales y a la venta en tiendas

Otra de las medidas más sonadas es la del fin del sacrificio de animales por razones que no sean «sanitarias o eutanásicas», por lo que no se permitirá, por ejemplo, sacrificar a un perro que tenga un comportamiento violento con las personas o animales que tenga a su alrededor.

Además, se prohibirá la venta de animales en tiendas, solo dejando a los criadores profesionales como únicos autorizados a vender un animal, a excepción de los peces, que si se podrán seguir adquiriendo en tiendas de mascotas.

También se impedirá el uso de animales como reclamo publicitario, así como su participación en cabalgatas, procesiones o belenes, siempre y cuando «se mantenga al animal de forma antinatural». En cuanto a las romerías, se continuará permitiendo su uso, siempre y cuando pasen un chequeo previo por un veterinario y se controle el peso máximo que puedan soportar.

24 horas, el tiempo máximo que un perro puede estar solo

En cuanto a los plazos en que una mascota puede permanecer sin supervisión, el anteproyecto de ley detalla que, en el caso de los perros, no se podrán superar las 24 horas sin que haya algún tipo de supervisión por parte de las personas a su cargo. En cuanto al resto de mascotas, esta cifra asciende a los tres días.

El anteproyecto también regula los casos en los que un animal de compañía puede acceder a un medio de transporte público, siendo así «cuando no constituyan un riesgo para las personas».

Multas

En cuanto a las sanciones que entraña el no cumplir esta ley, desde el Ministerio de Derechos Sociales distinguen entre leve, grave y muy grave. Los delitos leves tendrán multas que oscilarán entre 600 y 30.000 euros.

En cuanto a los graves, 30.001 y 100.000 euros, y en las muy graves, 100.001 y 600.000 euros.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.

Deja un comentario