Tienda Vodafone / SA

La compañía telefónica Vodafone ha puesto en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por el que despedirá a los 500 trabajadores de sus tiendas físicas en España.

Tal y como adelantaba la Cadena Ser, un total de 509 trabajadores de las tres empresas del grupo en toda la geografía española perderán su empleo, de los cuales 200 son gestionadas directamente por la compañía.

El operador ha propuesto a sus empleados indemnizaciones de 33 días por año trabajado con un tope de 24 mensualidades. En el caso de sus empleados mayores de 56 años, les ofrece la posibilidad de una prejubilación; todo esto en la primera reunión llevada a cabo con los sindicatos.

Según fuentes sindicales al diario El comercio, la propuesta que la empresa formula requiere diez años de antigüedad para poder acogerse a las prejubilaciones, con unas rentas que equivalen al 80% del sueldo. El colectivo susceptible de prejubilarse no llegaría al centenar de empleados.

Esta propuesta no ha gustado a la representación sindical, que augura una negociación  «larga» y «dura», dado que esta propuesta está muy por debajo de los entre 56 y 62 días sin topes firmados en Orange el pasado mes de agosto. Asimismo, la ligera reducción de despidos respecto a la propuesta inicial ha sido tomada «no como un gesto, sino como una improvisación» que responde a la «falta de criterio» de la dirección.

La empresa traslada «máximo respeto por el procedimiento de dialogo social» que aseguran que se realizará «con todas las garantías que establece la ley española para los trabajadores». Además, Vodafone indica «llegar al mejor acuerdo posible tanto para los empleados como para la empresa, tal y como siempre lo hemos hecho en el pasado». La operadora, a través del escrito destaca que el ajuste en el área comercial es «un paso más en el proceso de trasformación de la compañía».

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.