El padre de Yeremi Vargas ha vuelto a ser detenido por presuntos abusos a otra menor de 13 años, hija de su expareja. La Policía Nacional ha vuelto a detener al presunto abusador en el mismo municipio donde se produjo la anterior detención, tan solo dos días después de quedar en libertad.

Según fuentes policiales, los agentes los han arrestado tras la denuncia el pasado martes de otra niña de 13 años, hija de su expareja, de la que habría abusado presuntamente. Los hecho habrían ocurrido el pasado año, mientras que el detenido mantenía una relación sentimental con la madre de la menor, que terminó en diciembre de 2020.

La menor, que vio lo que había ocurrido con la propia hija del padre de Yeremi, se lo habría contado a su hermana, quien dio la voz de alarma a su madre. Tras ello, acudieron a comisaría a denunciar.

Los agentes de la UFAM tomaron declaración a la menor y la versión les resultó creíble, igual que ocurrió con la denuncia de la hija. Este jueves se ha acordado la detención del denunciado, a quien el juez impuso orden de alejamiento y comunicación con su hija tras quedar en libertad el lunes.

El padre de Yeremi, que se negó a declarar, contó a varios medios que la denuncia de su hija obedecía a un «complot» entre ella y su madre, también expareja. Aseguró que la niña se había metido en la cama con él, con su novia y con el hijo de ésta para ver una película y que lo despertó a gritos diciendo que la había intentado violar.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad