La Policía Local de Málaga ha denunciado a una mujer de 27 años tras encontrarla ebria y dormida en un banco mientras su hijo, de 18 meses, jugaba solo en la calle.

Los hechos ocurrieron en la avenida Pedro Salinas de Málaga, hace unas semanas, según ha adelantado otro medio. Cerca de las 18:45 horas, la Policía Local de la ciudad fue avisada de lo que allí estaba ocurriendo. Una mujer, con síntomas de embriaguez, se encontraba durmiendo en un banco.

Sin embargo, este no fue el motivo principal de la llamada. Los testigos alertaron de la presencia de un menor de 18 meses, que se encontraba aparentemente desatendido y que «corría peligro, ya que se encontraba solo jugando cerca de una vía de circulación con una alta densidad de tráfico».

Una patrulla acudió al lugar de los hechos para comprobar la situación. Allí encontraron a la mujer, ebria y dormida en un banco mientras que su hijo merodeaba solo por los alrededores. Asimismo, también acudieron otros agentes que trataron de despertarla.

La mujer se encontraba desorientada y mostraba síntomas claros de embriaguez, ya que el habla era balbuceante. La explicación que dio la mujer fue que había tomado varias copas de coñac, pues estaba muy afectada por el reciente ingreso de su abuela en el hospital.

Viven en una casa okupa

El padre de la mujer también acudieron hasta el lugar donde se encontraban su hija y su nieto. Él fue quien se hizo cargo del niño y contó que su hija vivía con el menor en una casa okupa. Además, afirmó que el niño pasa la mayor parte del tiempo con él y su mujer.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad