La Guardia Civil de Tráfico, en colaboración con las Comandancias Territoriales, realiza desde el 1 de julio un “Plan de intensificación de controles de motos y ciclomotores”. Este tendrá una duración de tres meses, hasta el 30 de septiembre, y está dirigido a controlar y vigilar el cumplimiento de las normas más importantes que afectan a la seguridad de motos y ciclomotores.

El objetivo no es otro que tratar de conseguir que los conductores se conciencien de la importancia de respetar las normas de seguridad vial. De esta forma, podrán mejorar su propia seguridad y la de la circulación en general. La finalidad: invertir la tendencia al alza de la alta siniestralidad que azota a este colectivo vulnerable.

¿Cómo se van a llevar a cabo los controles de motos?

Para ello, se identificarán los tramos de vías en los que habitualmente se produce un incremento en la circulación en grupo de este tipo de vehículos. Se aumentará la presencia de patrullas, en especial en los horarios en los que se producen un mayor número de siniestros.

Se realizarán controles en las rutas más transitadas por este tipo de vehículos, intensificando la vigilancia sobre la velocidad, el consumo de alcohol y drogas. También se tendrán en cuenta las condiciones técnicas de los vehículos, especialmente los fines de semana, días festivos o relacionados con actividades de ocio. Además, se vigilarán las concentraciones de motoristas o circulación pseudo-deportiva.

Es de resaltar que el esfuerzo que se realiza por parte de la Guardia Civil, en materia de Seguridad Vial, resultaría infructuoso si no se contara con la necesaria colaboración de todos los usuarios de la vía.                                  

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario