El cultivo de marihuana es algo que cada vez está más aceptado alrededor de todo el mundo. Y si bien en muchos países aún no se ha legalizado por completo el cultivo y/o consumo de esta planta, se han flexibilizado ya algunas de las regulaciones que conciernen estas actividades.

Tal es el caso en España, donde no está aún legislada una ley que permita el cultivo de marihuana libremente, pero sin embargo hay ciertas excepciones. Una persona tiene derecho a plantar sus propias plantas de cannabis en casa siempre y cuando esto se haga de forma privada y con el fin de usar sus productos para consumo personal. Esto quiere decir que, las plantas a ser cultivadas deberán encontrarse situadas donde no sean vistas desde la vía pública. Asimismo, en caso de sospecharse que la operación de cultivo está dedicada a fines comerciales, graves problemas legales podrían desatarse.

Entonces, si cuentas con un lugar que parece ser ideal para que comiences con tu propio cultivo de cannabis, con altas cantidades de luz diarias y espacio, es hora de que te informes acerca de algunos lineamientos clave para tener éxito en este proceso.

En primer lugar, una de las principales cosas a tener en cuenta antes de plantar tus semillas es averiguar cuál es el momento indicado para hacerlo. A nivel general, la época ideal para plantar tus semillas de marihuana, una vez que ya hayan sido germinadas, será siempre en primavera, cuando los días ya comienzan a ser más cálidos, y por las noches la temperatura no baja de los 12 °C.

Hace años, la germinación y plantación de semillas de cannabis se practicaba usualmente dentro de los meses de febrero y marzo. Sin embargo esto cambió ahora ya que durante este período los niveles de humedad así como las pocas horas de luz diaria ya no resultan del todo favorables para que las plantas de cannabis den su primer estirón. Cuando la temperatura no supera los 10°C, esto produce que se frene el metabolismo y crecimiento natural de la planta, así como las vuelve más vulnerables a las primeras plagas de la primavera. Es por eso que en España se recomienda comenzar las plantaciones hacia abril, y a más tardar desde junio. Pero, en Andalucía por caso, los climas hacia finales del invierno ya comienzan a ser más templados, alcanzando mínimas de 12°C, lo cual, tal como lo mencionamos previamente, resulta favorable a la hora de trasplantar tus semillas a la tierra o maceta. De todas formas, antes de entusiasmarte y arrojar tus semillas el primer día de tiempo templado, espera una o dos semanas para verificar que se ha estabilizado este tipo de clima, y una vez que confirmes que esto es así, sigue adelante en tu cultivo.

Por último, hace falta un gran paréntesis en cuanto al cultivo de marihuana y las mejores épocas para plantar. Existen dos grandes variantes de semillas de cannabis, las fotoperiodicas y las autoflorecientes. Las semillas de marihuana fotoperiodicas son aquellas que existen desde los primeros tiempos de la planta, aquellas que a lo largo del tiempo fueron evolucionando para adaptarse a diferentes contextos de crecimiento, pero que alcanzaron hasta cierto punto donde ya no lograron adaptarse, por así decirlo. Fue así que las plantas de cannabis se convirtieron en plantas de primavera y verano, la época donde encontraron su máximo potencial. Por otro lado, están las plantas autoflorecientes, que también surgieron de la evolución de estas plantas, pero que gracias a la intervención humana, resultaron en plantas que son capaces de adaptarse incluso a las condiciones de crecimiento menos favorables, por ejemplo, climas más fríos y húmedos. En sus inicios, estas plantas no eran tan potentes en comparación a las fotoperiodicas, pero tras años y años de mutaciones genéticas, las semillas autoflorecientes alcanzaron a competirle a las fotoperiódicas por su alta potencia y porcentaje de THC y CBD. Fue así que con el tiempo comenzaron a surgir diferentes bancos de semillas enfocados específicamente en el desarrollo y comercialización de semillas de cannabis autoflorecientes, como es el caso de la firma norteamericana Fast Buds.

Entonces, si has llegado un tanto tarde a la época ideal de cultivo de cannabis, tal vez optar por semillas autoflorecientes podría ser la solución. 

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario