Alumnos de Reino Unido han encontrado un método «infalible» para librarse de las clases presenciales. Los estudiantes británicos alteran las pruebas de detección del COVID para que el resultado que arroje sea un falso positivo. De esta forma, pueden quedarse confinados durante diez días en sus domicilios y no asistir a clase de manera presencial.

TikTok e Instagram han sido las plataformas a través de las que se ha difundido este «truco» viral que los estudiantes británicos se han animado a hacer para dar falso positivo en los test COVID. De esta forma, se libran de las clases presenciales durante diez días, que es lo que dura la cuarentena obligatoria para las personas que dan positivo.

Cítricos y bebidas con gas

Muchos de los estudiantes británicos han conseguido amañar los test COVID siguiendo los trucos de Instagram y TikTok: zumos y bebidas con gas. La alarma ha saltado en varios centros de Reino Unido, en los que los alumnos han comenzado a falsear test COVID añadiendo a la pruebas bebidas con gas o zumos. El uso de estos líquidos consigue alterar los test de detección y provocar el falso positivo.

Los vídeos y tutoriales que circulan a través de las redes muestran cómo llevar a cabo esta acción. Las pruebas cuentan con una banda de color que es capaz de detectar las proteínas del virus. Al verter ciertos líquidos, como bebidas gaseosas o zumos, en lugar de saliva, lo ácidos destruyen los anticuerpos de la prueba. Esto altera el resultado y genera un falso positivo, utilizado por los estudiantes británicos para perder diez días de clases presenciales.

Una difusión cada vez mayor

El número de alumnos que está llevando a cabo esta práctica es cada vez mayor. Por ello, se han comenzado a tomar medidas. Uno de los primeros colegios en tomar cartas en el asunto ha sido Gateacre, en Liverpool. Este, a través de correo electrónico, ha pedido a los padres que vigilen a los alumnos a la hora de realizarse la prueba.

«A nivel nacional, algunos estudiantes han descubierto que verter una gotas de zumo de naranja u otro zumo de frutas en una prueba de flujo lateral consigue un resultado de falso positivo», comunicaba el correo electrónico.

Así, el director del centro, ha querido aclarar que «no tenemos pruebas de que esto haya ocurrido en nuestra comunidad. Sin embargo, pensamos en informar a los padres para que estén al corriente y supervisen a sus hijos siempre que sea posible».

La solución: una segunda prueba PCR tras el test de flujo lateral para confirmar el positivo.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario