Un exmilitar español de 52 años asesinó el pasado domingo a un ciudadano de Murcia, de origen marroquí, tras dispararle dos veces. Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil, el individuo, vecino de Mazarrón, ha pasado este miércoles a disposición judicial en la localidad de Totana.

Los hechos ocurrían el pasado domingo, sobre las 22:00 horas, en la localidad de Mazarrón, Murcia. La víctima se encontraba en la terraza de un establecimiento tomando café junto a unos amigos. De repente, el presunto autor de los hechos, comenzó a increpar a la víctima y a sus acompañantes en un tono, calificado por algunos de los testigos, como racista. Tras una discusión, el exmilitar se marchó del lugar y volvió 20 minutos después, arma en mano. Continuando la discusión, disparó la pistola varias veces, alcanzando a la víctima en dos ocasiones.

Persecución en pleno paseo marítimo

El presunto asesino salió huyendo del lugar de los hechos por el paseo marítimo, muy concurrido en ese momento, hasta una playa cercana. Posteriormente, fue alcanzado por la Policía Local, a quien también apuntó con el arma hasta verse sin escapatoria.

La víctima, grave tras los disparos, fue trasladada al Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, pero finalmente falleció. Debido a ello, la Guardia Civil arrestó al exmilitar y fue acusado de un presunto delito de asesinato. Además, se encontraron escopetas de caza y tres armas cortas en su domicilio. Se investiga el posible desequilibrio mental que pudiera padecer desde hace años el detenido.

Prisión provisional para el exmilitar

La juez de Instrucción número 1 de Totana ha acordado el ingreso en prisión provisional del exmilitar acusado de matar presuntamente de varios disparos al joven marroquí de 35 años. El detenido había pasado este miércoles a disposición judicial y se le investiga por un delito de asesinato y de un delito de tenencia ilícita de armas.

En el auto, la juez precisa que «el ingreso en prisión se deberá realizar en un módulo que presente las garantías suficientes para preservar la integridad física y la propia vida del investigado».

Concentración por la muerte del joven marroquí

Este martes cientos de personas se manifestaron en el puerto deportivo en protesta del crimen, calificado por muchos como racista. Familiares y amigos de la víctima aseguran que este no se conocía con el presunto asesino, a pesar de que vivían a escasos metros.

El cuerpo del joven marroquí se mantendrá en el único tanatorio islámico de Murcia, el de Torre Pacheco, antes de trasladarlo a Marruecos para ser enterrado. Estaba casado con una mujer española, con quien tenía un hijo de nueve años.

Deja un comentario