La Administración de Drogas y Alimentos de EEUU ha pedido a la empresa Johnson & Johnson que retire del mercado un lote de 60 millones de vacunas. El motivo: la contaminación de vacunas Janssen con una sustancia activa. El problema se ha detectado en una fábrica de Baltimore, según informaban medios estadounidenses.

La EMA, por su parte, ha asegurado que los lotes de vacuna provenientes de esa fábricas en esas fechas, no serán utilizados en Europa. Por otro lado, no han informado cuántos viales han sido contaminados, pero se estima que la cifra asciende hasta los millones de dosis. Este hecho dificultará el objetivo de la empresa americana de entregar 55 millones a Europa a finales de junio.

La única información que ha proporcionado la EMA es que existe un lote, emitido en abril, que se había contaminado con materiales para otra vacuna.

Deja un comentario