Pequeño Nicolás con el lazo amarillo en televisión / TV3

El Pequeño Nicolás ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Madrid a un año y nueves meses de prisión por falsificar su DNI para la Selectividad. El fraude habría sido planeado para que un amigo suyo se hiciera pasar por él e hiciera la prueba de Selectividad en septiembre de 2012.

Así, la Audiencia impone al Pequeño Nicolás la primera condena en uno de los tantos procedimientos que tiene abiertos. Entre ellos: usurpación de funciones públicas, falsedad en documentos oficiales, cohecho pasivo, estafa, pertenencia a un grupo criminal y revelación y violación de secretos.

Condena redondeada a la baja

Sin embargo, la condena del Pequeño Nicolás por falsificar su DNI para la prueba de Selectividad, se aleja bastante de la que pidió el Fiscal en un primer momento. Cuatro años y medios fueron los que este pidió para el joven, que se han visto reducidos por un atenuante por dilaciones indebidas en el procedimiento.

Condenas a los demás responsables

Por otro lado, el amigo del Pequeño Nicolás que hizo el examen en su nombre, ha sido condenado a un año de prisión por un delito de fraude. Asimismo, a la funcionaria que permitió la falsificación del documento se le ha impuesto una pena de nueve meses por imprudencia. No obstante, no se considera probado que la agente de policía tuviera conocimiento del plan, al no fijarse en la fotografía del DNI.

Otros delitos pendientes

También, el Pequeño Nicolás está a la espera de la sentencia por el viaje en el que se hizo pasar por un enlace de la Casa Real y la Vicepresidencia del Gobierno. Otra de las causas trata de la supuesta estafa a un empresario de Toledo, ante el que se hizo pasar por un asesor del Gobierno. La Fiscalía pide seis años de prisión por este hecho.

En otro juicio pendiente, se enfrentará a una petición de la Fiscalía de nueve años y nueve meses de cárcel. Estaría acusado de obtener datos de policías y del excoordinador de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid a cambio de favores. De esta forma, podría hacerse pasar por un alto cargo del Estado y ofrecer así ayuda a cambio de dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *