La economía parece recuperarse de manera desigual entre los distintos sectores de la sociedad. Para muchas personas, la posibilidad de ahorrar se dificulta debido a los gastos asociados al mantenimiento de las cuentas y las bajas tasas de interés. Pese a ello, existe una alternativa muy popular pensada justamente para este tipo de situaciones; abrir una cuenta de ahorro.

Panorama económico y alternativas para el ahorro

Las políticas monetarias de fomento implementadas por el Banco Central de España, en concomitancia con el Banco Central Europeo, desfavorecen el ahorro, puesto que los bancos tienen mayor acceso a liquidez y ofrecen menos incentivos a los ahorristas. De hecho, con las tasas de interés negativo actuales, cualquier servicio de ahorro e inmovilización de capitales termina perdiendo frente a la inflación —la tasa de rentabilidad que ofrecen los bancos se encuentra prácticamente por debajo de la inflación—. Sin embargo, existen algunas cuentas que ofrecen una mayor rentabilidad; las cuentas de ahorro y las cuentas remuneradas.

Características de las cuentas de ahorro

Las llamadas cuentas de ahorro son un servicio que surge de este panorama financiero. Responde a la demanda de instrumentos que permitan conservar el dinero y generar una ganancia. Es por eso que su popularidad se ha disparado, especialmente en lo referente a la pandemia y la inestabilidad económica producto de la interrupción en el consumo y el turismo. Las cuentas de ahorro tienen muchas ventajas: en primer lugar, no cobran comisiones de apertura ni gastos de mantenimiento; con algunas incluso se puede ganar hasta 340 euros en dos años. Sin embargo, las cuentas de ahorro si tienen algunas desventajas; no permiten realizar operaciones diarias ni transferencias a otras cuentas, así como tampoco ofrecen la posibilidad de asociar tarjetas de crédito o débito.

En el caso de requerirse mayor capacidad de operación, suelen utilizarse las cuentas corrientes remuneradas, un híbrido entre una cuenta de ahorro y una cuenta corriente. En efecto, estas tienen la ventaja de producir una remuneración de buen rendimiento con base en un tipo de interés variable, al mismo tiempo que permiten realizar operaciones de todo tipo; transferencias, asociar tarjetas, domiciliar recibos o nóminas, etc. Fueron diseñadas justamente para quienes buscan ahorrar y, al mismo tiempo, gestionar de manera regular y eficiente su dinero.

Las mejores cuentas de ahorro del mercado

Los expertos de Financer España —uno de los analistas financieros más importantes del sector— han hecho un relevamiento de los distintos tipos de cuentas de ahorro y sus características en función de la rentabilidad que ofrecen a sus clientes; por mucho, se destaca la cuenta nómina de Bankinter. Esta ofrece la posibilidad de ganar dinero de manera sostenida, sin comisiones y un interés de 5% TAE para el primer año. Se trata de la cuenta que permite ganar hasta 340 euros en dos años. En segundo lugar, se encuentra la cuenta de ahorro de Openbank, la cual dispone de un interés de 1% TIN a seis meses, sin comisiones ni gastos asociados a su apertura.

Las condiciones que ofrecen las cuentas de ahorro representan una gran opción para quienes buscan rentabilidad sobre sus ahorros. En caso de necesitar además una gestión regular de movimientos de dinero, existen las cuentas remuneradas. Abrir una cuenta de ahorro, según los especialistas, es sencillo y muy conveniente.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad