El estudio Combivacs realizado por la Universidad Carlos III avala la inoculación de la vacuna anglosueca Pfizer en aquellos que recibieron la primera vacuna de Astrazeneca. En el estudio han participado 600 voluntarios en cinco hospitales españoles. Este estudio ayudará a esclarecer la posición del gobierno ante la población menor de 60 años que recibieron la primera dosis de AstraZeneca, que en España superan los dos millones de personas.

Ante la suposiciones de que este estudio da pie a que esta vacuna también puede combinarse con otras vacunas de ARN mensajero, tales como moderna, los responsable del estudio se han mostrado prudentes. Si bien es una hipótesis probable, haría falta otro estudio para comprobar la efectividad con estas vacunas, al igual que se ha hecho con Pfizer.

También, los responsables han tenido oportunidad de responder a las críticas que ciertos científicos vertieron sobre este estudio de CombiVacs. Criticaban que el volumen de participante era muy escaso (600 participantes), y que no mostraría una representación real sobre los acontecimientos adversos que puede presentar la inoculación de la segunda vacuna de Pfizer sobre las más de dos millones de personas en España que ahora mismo cuentan con la primera vacuna de AstraZeneca.

Deja un comentario