El Gobierno de España ha propuesto que se recuperen las clases presenciales, en todos los niveles, el próximo año. Hasta ahora, la intención había sido que esta presencialidad volviera para el curso 2020-2021. Sin embargo, la situación epidemiológica lo impidió, incluso en curos inferiores a 2º de la ESO, donde se pretendía instalar.

Ahora, desde el Ejecutivo central, se propone ampliar la presencialidad a cursos superiores (3º y 4º de la ESO, Bachillerato y Formación Profesional o Enseñanzas Artísticas y Deportivas).

Sin embargo, habrá que tener en cuenta los niveles de alerta de cada comunidad. Así, la presencialidad será un hecho cuando la región presente un nivel de alerta 1 o 2. De manera excepcional, se podrá pasar a la semipresencialidad en los niveles 3 y 4, pero solo a partir de 3º de la ESO. Todo esto, siempre y cuando no sea suficiente con la distancia de seguridad ni con las clases al aire libre.

¿Qué ocurre si se establecen clases presenciales el próximo año?

El Ministerio recomienda que se de prioridad al alumnado más vulnerable. Además, recomienda que se dividan las horas de clase y se intercalen dos grupos. Así, uno iría las tres primeras horas y otro las tres segundas. A ello habría que añadirle el 20% de alumnado que recibiría las clases de manera online.

Educación contempla también reducir las distancias de seguridad. Estas pasarían de 1,5 metros a 1,2 en los cursos superiores a 2º de la ESO.

En cuanto a la educación infantil, se mantendrán los grupos de convivencia estable, que van de los tres a los seis años. Siempre estarán formados por no más de 20 alumnos junto al tutor, en los conocidos «grupos burbuja».

La educación primaria, por su parte, estará conformada por grupos de no más de 25 alumnos juntos al tutor. Este grupo está conformado por niños de seis a doce años. Para ellos se mantiene la obligatoriedad de la mascarilla. Asimismo, se hace hincapié en la entrada escalonada a los centros educativos.

La ventilación es otro de los puntos que trata el Ministerio. Este recomienda la ventilación cruzada, con apertura de puertas y ventanas que garanticen la buena ventilación del sitio. Además, deberá hacerse expresamente 15 minutos antes y después de cada jornada.

No obstante, estas decisiones tendrán que ser estudiadas por las comunidades autónomas, que tendrán la última palabra. Estos aspectos se debatirán este jueves en la Comisión de Salud Pública; este viernes en la Comisión de Educación y el próximo miércoles en el Consejo Interterritorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *