Tras un fuerte debate interno de meses, la administración de Joe Biden ha anunciado que apoyará en la Organización Mundial del Comercio la suspensión temporal de las patentes de las vacunas contra el coronavirus mientras dure la pandemia. Esto podría suponer la expansión del suministro mundial y reducir la brecha de vacunación entre naciones ricas y pobres.

“Esta es una crisis de salud mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de la covid-19 exigen medidas extraordinarias”, ha afirmado en un comunicado la representante de Comercio Exterior estadounidense, Katherine Tai.

Esta decisión histórica llega cuando la pandemia se acentúa en algunos lugares como en la India, donde están viviendo la situación más dramática de toda la pandemia con cifras récord de muertes y contagios.

“La Administración cree firmemente en las protecciones de la propiedad intelectual, pero con el objetivo de terminar con esta pandemia apoya la exención de esas protecciones para las vacunas de la covid-19″, dice la embajadora Tai en un comunicado. Además, anuncia que Washington participará activamente en las negociaciones en la OMC “para lograr que esto suceda”

Joe Biden
Joe Biden

Keith Rockwell, portavoz de la OMC, ha asegurado este miércoles en una rueda de prensa que la reunión fue “más constructiva y pragmática, con menos acusaciones y más mensajes de solidaridad hacia la India” que anteriores

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha tardado en reaccionar a la decisión y celebrarla. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo ha calificado en un tuit de “momento crucial en la lucha contra la covid”.

El movimiento de Washington cambia por completo lo que mantenía en meses anteriores cuando India y Sudáfrica solicitaron a la OMC liberar las patentes. Hasta ahora, Estados Unidos y la Unión Europea habían sido los dos mayores opositores a la idea de flexibilizar las protecciones de la propiedad intelectual con el objetivo de aumentar la producción de vacunas.

Por otro lado, el presidente ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, defendió el martes en una entrevista recogida por el medio The Wall Street Journal que no tenía sentido compartir las patentes porque, según él, no implicaría un aumento de la producción. Aumento en el que, asegura, llevan trabajando meses.

La Unión Europea dispuesta a debatirlo

Ahora, la Unión Europea podría seguir los pasos de Estados Unidos y apoyar la liberación de la protección de la propiedad intelectual sobre las vacunas contra el covid-19, anunció este jueves la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von de Leyen. España ya se ha mostrado conforme con la decisión de EE.UU y apoyará esa posible liberación de las patentes.

El mayor esfuerzo por la distribución solidaria de vacunas hasta ahora se ha hecho con la plataforma COVAX, una iniciativa liderada por la OMS, Naciones Unidas y la Alianza para las Vacunas (GAVI) creada para garantizar el acceso a la vacuna en países en desarrollo. Hasta ahora se han distribuido cerca de 50 millones de vacunas en unos 120 países. Las entregas están lejos de los 2.000 millones de dosis que el programa tenía como objetivo para repartir antes de acabar el año 2021, un 80% de ellas a los países con mayores dificultades económicas.

La pandemia se ha cobrado hasta ahora 3,2 millones de vidas y ha infectado a más de 437 millones de personas.

Las Bolsas no se han tomado bien la noticia. Las acciones de las farmacéuticas fabricantes de vacunas contra el coronavirus cayeron notablemente tras conocerse la noticia: las de Moderna retrocedieron un 6,19%, mientras que las de BioNTech lo hicieron un 3,45%. La caída de Novavax rozó el 5%, mientras Pfizer cerró sin pérdidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *