coronavirus
Vacunación contra el COVID-19

Una enfermera alemana ha confirmado, tras una anterior acusación, que ha rellenado vacunas COVID-19 con solución salina. De esta forma, el acto lo acometió después de que se le cayera un vial de la vacuna y, para evitar contar el error, lo rellenó de esta sustancia.

Según fuentes policiales, «la mujer dijo que el motivo de su acción era evitar tener que informar a alguien sobre el frasco que se le había caído». Según informa el diario Deutsche Welle, la sanitaria trabaja en un centro de vacunación en el distrito de Frisia (Baja Sajonia) y en total rellenó seis dosis de la vacuna con suero fisiológico.

Tras ocultar su error, se desconoce a las personas vacunadas con las dosis de suero. De esta manera, el centro va a convocar al menos a 200 personas -vacunadas ese miso día- para saber cuáles tienen anticuerpo. Cabe resaltar que la inyección de suero no supondrá ningún riesgo en la salud de los vacunados.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *