El guardia civil Antonio Manuel Guerrero, miembro de La Manada /Cedida
El guardia civil Antonio Manuel Guerrero, miembro de La Manada /Cedida

El juzgado de instrucción número 40 de Madrid ha archivado la denuncia que la víctima de La Manada presentó contra los detectives privados que fueron contratados por la defensa de los condenados para espiarla y «observar su actitud» tras la violación que denunció y que tuvo lugar en Pamplona en los Sanfermines del año 2016

El juez abrió diligencias, dio traslado al ministerio público y la Fiscalía pidió el archivo provisional de la causa, a lo que el magistrado accedió. La víctima ha recurrido esta decisión judicial ante la Audiencia Provincial de Madrid, según ha avanzado El Periódico.

El juez entiende que las dos detectives «recabaron datos e imágenes de la denunciante en lugares públicos al objeto de incluirlos en un informe aportado a un procedimiento penal» descartando el delito de revelación de secretos y contra la intimidad personal.

La defensa pretendía presentar ese informe ante el tribunal que iba a juzgar los hechos y utilizarlo para tratar de desacreditar a la joven madrileña porque llevaba «una vida normal» tras la agresión, aunque finalmente no fuera incluido en el procedimiento.

https:///newsletter-alertas/
Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *