Ya sea porque acabas de empezar a jugar al pádel, o porque ya eres todo un profesional y necesitas renovar tu pala, seguro que te has visto en la difícil tesitura de elegir entre los cientos de modelos que hay en el mercado. Hay que intentar encontrar la pala de pádel que se ajuste perfectamente al estilo de nuestro juego y nos proporcione la mayor comodidad posible para controlar toda la Zona de Pádel de manera efectiva. 

Hay infinitas combinaciones que harán que cada pala sea única. Componentes de fabricación, peso, goma del núcleo, balance o forma de la pala, son algunos de los factores que hay que tener muy en cuenta a la hora de seleccionar una nueva pala de pádel. Así que, si no tenías muy claro cómo elegir entre una u otra, no te preocupes porque te guiamos para que puedas elegir una pala de pádel en condiciones. 

Balance 

El balance depende de la forma y de tu manera de coger la pala. Si sueles cogerla por el centro y notas que tiende hacia la cabeza, es que tu juego es de balance alto, mientras que si tiende hacia el mango será balance bajo. 

La diferencia entre un tipo de balance u otro es que con un balance alto conseguirás mayor potencia y menos control, y con balance bajo obtendrás mucho más control en todos tus golpes. 

Forma 

Hay tres tipos de formas en las palas de pádel: 

  • Forma de lágrima: gran equilibrio entre potencia y control. Con balance equilibrado y orientadas a jugadores de nivel intermedio-avanzado. 
  • Forma de diamante: más potencia y menos control. Su balance es alto y es perfecto para jugadores de alto nivel. 
  • Forma redonda: mayor control y menos potencia. Con un balance bajo son las palas perfectas para jugadores que se están iniciando. 

Núcleo de la pala: EVA o FOAM 

Los materiales que confeccionan el núcleo de la pala son muy importantes. Normalmente suelen estar construidas con dos tipos de goma EVA o FOAM. Por una parte, la EVA es más dura, dando más resistencia y mayor sensación a la hora de golpear la bola. En cambio, la goma FOAM es blanda y tiene menos durabilidad, permitiendo una excelente salida de bola. 

Frecuencia de juego 

Un punto muy importante a la hora de elegir una pala de pádel es saber el número de veces que sueles jugar cada semana. Si juegas muy habitualmente y compites a buen nivel, te merece la pena gastar un poco más de dinero en una pala de nivel avanzado con la que notarás que tus golpes son mucho más precisos. 

En cambio, si tus partidos son de manera ocasional y estás empezando, es aconsejable gastar algo menos hasta que alcances un nivel superior. ¡Pura lógica! 

 Todos los puntos que acabas de leer son muy importantes a la hora de decidirte por una u otra, pero el mejor consejo que te podemos dar es que, antes de comprar una pala de pádel, la pruebes para saber las sensaciones que te transmite, sobre todo si ya tienes un nivel intermedio-avanzado. ¡Enseguida sabrás cómo puede beneficiar a tu juego! 

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario