Archivo / Cardenal Espínola CEU

Han cambiado los métodos pero continúan generando ansiedad y ahora además lo hacen en circunstancias a las que los alumnos no habían tenido que enfrentarse nunca: los exámenes, ahora online, siguen adelante en un final de curso atípico. Estos consejos pueden ayudarte a superar el estrés y a preparar mejor las evaluaciones.

Este momento no supone el mismo grado de dificultad para todos los alumnos. Además, en este periodo de confinamiento nos enfrentamos a un proceso de evaluación que, en algunos casos, puede llegar a ser muy diferente a lo que se venía haciendo hasta ahora. Gema Blanco, profesora de Cardenal Spínola CEU y responsable de su Servicio de Orientación, ofrece una serie de consejos a los estudiantes universitarios para enfrentarse a los exámenes de fin de curso.

  1. Descansar antes del examen. Dormir bien la noche anterior para que el rendimiento durante la prueba sea óptimo.El examen será una prueba más para demostrar las competencias adquiridas en la asignatura. El examen es una oportunidad de reconocer la labor y esfuerzo realizados.
  2. Gestionar bien el tiempo. Planificar el estudio del examen con tiempo y repasar cada día unos minutos. Evitar dejarlo todo para el final. De igual manera, organizar el tiempo durante el examen. Una vez que se tenga acceso al examen, se aconseja realizar una lectura completa para planificar el tiempo que se puede dedicar a cada apartado del examen.
  3. Organizar contenidos. Ordenar los apuntes. Tener en cuenta que cada examen puede tener una técnica de estudio diferente (grabar audios, realizar simulacros, esquemas…) y el alumno tendrá que elegir la que más se adecúe al contenido de la asignatura a estudiar, así como al tipo de examen al que se enfrentará. Si se conoce el estilo de preguntas que el docente utilizará para el examen: preguntas de desarrollo, de reflexión personal, cortas, preguntas tipo test o resolución de casos prácticos, entre otras, será aconsejable que se realicen simulacros de preguntas durante el tiempo de estudio. De esta forma, se podrá comprobar la capacidad de síntesis, de relacionar contenidos teóricos con prácticos o de reflexión personal de ese contenido. Es importante autoevaluarse antes de llegar al examen.
  4. El tiempo previo al examen hay que dedicarlo a cada uno. No conviene pensar en la ansiedad que pueda producir, sino en lo que hay que hacer en el examen. Durante este periodo, al realizar los exámenes en casa, hay que comprobar previamente si la conexión a Internet es correcta. Hay que aprovechar la oportunidad que brinda este cambio de metodología para ampliar los conocimientos en nuevas competencias digitales, que serán un aspecto a valorar a futuro.

Si el examen es una entrevista oral a través de alguna herramienta virtual, es conveniente preparar el encuadre de la cámara, el lugar, el posible ruido y el aspecto personal; cuidar el lenguaje verbal y no verbal. Se recomienda actuar con la misma normalidad que en otros momentos durante la docencia online.

  1. Leer atentamente las instrucciones que se detallan en el examen. Tener en cuenta la duración completa del mismo, la penalización o no por las respuestas erróneas, así como por las que se dejen en blanco. Un alumno que sigue correctamente las instrucciones de un examen demuestra su grado de responsabilidad ante la prueba de evaluación que va a realizar.
  2. Leer bien los enunciados para saber qué piden en cada uno de ellos e identificar las preguntas para responder con seguridad. Comenzar, si es posible, por las que se conocen mejor, esto hará ganar seguridad y tiempo para responder a las demás.
  3. Asegurar del periodo de tiempo que cada profesor establece para preguntar cuestiones sobre el examen. Hay profesores que ofrecen unos minutos para exponer esas dudas antes de la prueba.
  4. Repasar antes de entregar el examen. Al finalizar el examen, repasar muy bien si todas las preguntas están contestadas. Cuidado con las faltas de ortografía.
  5. No es necesario revisar los apuntes al terminar el examen. Hay que desconectar y preocuparse por el siguiente examen a realizar. En los exámenes, se realiza un gran gasto energético, comprobar si todo esta correcto agotará aún más. Hay que continuar con la lista de tareas pendientes.
  6. Seguridad en uno mismo, convicción de que se va a aprobar por el esfuerzo que se ha realizado. Los exámenes son una prueba final con respecto al largo recorrido realizado en el curso. Una carrera no se mide por el día en que se realiza, sino por todos los entrenamientos que le han permitido al corredor llegar hasta la meta.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario