La crisis del coronavirus ha provocado un hundimiento del PIB del 5,2% en el primer trimestre respecto al último de 2019, es decir, una caída sin precedentes en los niveles de actividad y de demanda como consecuencia de las medidas de confinamiento adoptadas para frenar la expansión del coronavirus. Es el mayor desplome desde que existen registros modernos.

Hay que recordar que el INE, ha recogido los datos de la evolución económica a lo largo del trimestre, teniendo en cuenta que el coronavirus solo ha afectado a las últimas semanas de marzo. Esto significa que los datos del segundo trimestre van a ser mucho peores.

Este desplome se debe al estado de alarma y al confinamiento decretado por la crisis del coronavirus, que ha provocado que el consumo de los hogares se haya hundido un 7,5%.  Junto al consumo de las familias, la inversión en vivienda es la siguiente que se hunde con un 9,6%. El gran desplome se centra en la inversión que no es vivienda (oficinas, obra civil, etc). Aquí la caída es del 12,3%. La inversión empresarial, se redujo un 5,3% y las exportaciones y las importaciones se han desplomado un 8,4%.

Solo el consumo de las administraciones ha aumentado, con un 1,8% por la subida del sueldo a los empleados públicos que se dio en enero, aunque también por el mayor gasto en Sanidad.

La inversión en maquinaria ha caído un 3,5%, menos que la de construcción. Por ramas económicas, los servicios caen un 5,6%. Así, el comercio, transporte y hostelería se ha desplomado un 10,9% y las actividades artísticas y recreativas, un 11,2%. La agricultura cae pero menos, un 1,4%, mientras que la industria ha descendido un  2,7% frente al anterior trimestre.

Las alertas de todo lo que pasa en Sevilla en tu móvil

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario