El féretro de Francisco Franco es trasladado a hombros de sus familiares 44 años después / Rtve

500 periodistas acreditados, cámaras siguiendo el acto al minuto, vídeos y actualizaciones en las redes sociales de la Moncloa; manifestantes en el exterior de la basílica pidiendo que «dejen a Franco en paz» y la aparición de Antonio Tejero en Mingorrubio. Así ha sido la exhumación de Franco.

Los trabajos de retirada de la lápida, de 1.500 kilos, y de extracción del ataúd terminaban poco antes de las 12 del mediodía. A la entrada de la basílica del Valle de los Caídos esperaban unas 40 personas que han coreado protestas contra el gobierno. «Sánchez desokupa y deja a Franco en paz», «Gobierno dictatorial» o «viva España» han sido algunas de las consignas.

Dentro de la basílica

En el interior tan solo estaba permitida la entrada de los operarios necesarios para la exhumación, un forense, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, como notaria mayor del Reino, y los familiares, unas 22 personas entre nietos y bisnietos. Desde el día previo se conocía que deberían pasar por un detector de metales para evitar que alguien llevase una cámara y pudiese realizar una instantánea o un vídeo que diese fe de lo ocurrido en la basílica.

Comienzo de la exhumación de Franco en la basílica del Valle de los Caídos / Moncloa

Mientras tanto, en el entorno del cementerio de Mingorrubio esperaba la llegada de los restos mortales un centenar de personas, junto a carpas montadas para que los medios de comunicación pudiesen grabar con todo detalle el proceso. Aunque en un principio no le fue permitido pasar el cordón de seguridad para acceder al cementerio, la llegada al lugar de Antonio Tejero, el militar español condenado por el intento de golpe de estado producido el 23F de 1981, se veía arropada por vítores de los presentes, mientras seguían haciéndose públicas las reacciones de diferentes sectores. Su hijo, Ramón Tejero, es uno de los encargados de oficiar la misa durante la inhumación.

Reacciones y pronunciamientos

En cuanto a reacciones, Pablo Iglesias se ha pronunciado sobre la exhumación en Twitter: «Hoy, tras más de 40 años de democracia, la momia de Franco sale del Valle de los caídos. Es una buena noticia pero los restos de Franco no están en Cuelgamuros, sino en las oligarquías que se enriquecieron con la dictadura y en parte de los aparatos del Estado»; mientras tanto, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero ha celebrado el hecho afirmando que así «nuestra democracia va a ser más perfecta».

Desde la Fundación Francisco Franco se ha emitido un comunicado en el que señalan que «nunca conseguirán borrar del mapa todo vestigio de lo que significó para España Franco», acusando también a la jerarquía eclesiástica de traición e indicando que sobre ella «caerá la sangre de tantos mártires torturados y asesinados». Santiago Abascal, por su parte, ha declarado: «El objetivo no es desenterrar a Franco. El objetivo es deslegitimar la Transición, deslegitimar la Corona, derrocar a Felipe VI y derribar la cruz del Valle de los Caídos».

Extracción del féretro

Poco más tarde de las 12:30 de la mañana se comunicaba la extracción del féretro. Tras un breve responso oficiado por el prior del Valle de los Caídos, que finalizaba con un Viva España, viva Franco», y cubierto por una corona de laurel con la bandera de España, 44 años después de su entierro, era sacado de la basílica a las 12:50 a hombros de los familiares. Entre ellos, su nietos Francis, Jaime y Cristóbal y su bisnieto Luis Alfonso de Borbón. Sobre la misma hora se daba a conocer que alguien había lanzado pintura morada sobre el memorial de Pablo Iglesias en Chamberí.

El féretro de Francisco Franco es trasladado a hombros de sus familiares 44 años después / Rtve

El ataúd ha salido de la basílica cubierto por un pendón con el escudo personal de Franco, con el que se identificó a la Casa Civil del Jefe del Estado que dependía de él. El escudo está formado por dos dragantes (cabezas de dragón con la boca abierta) y dos columnas de Hércules; puede verse en él la Cruz Laureada de San Fernando, la condecoración militar más preciada del Reino de España.

Hacia El Pardo

A las 13:40 despegaba el helicóptero que trasladaría el féretro al cementerio de El Pardo-Mingorrubio. En él, la ministra Delgado y Francis Franco acompañaban los restos. Una vez en el cementerio se oficia una misa conducida por Santiago Cantera, prior del Valle de los Caídos, y el sacerdote Ramón Tejero, hijo de Antonio Tejero.

Traslado de los restos de Franco en helicóptero hacia el cementerio de El Pardo-Mingorrubio / Rtve

Con el espacio aéreo cerrado por el paso del helicóptero, el féretro llegaba al cementerio minutos antes de las 14 horas, donde es recibido por el grupo de personas que se encontraba en el entorno entonando el ‘Cara al sol’ y con el saludo franquista. La ceremonia religiosa programada en el panteón se había convocado en estricta intimidad para la familia Franco, con detectores de metales situados por el Gobierno y sin estar permitidas grabaciones al igual que durante la exhumación. Sin embargo, aunque la gente que esperaba en el exterior del cementerio no tenía permitida la entrada, finalmente sí se les ha dejado acceder a él.

En el cementerio de El Pardo-Mingorrubio se encuentra el panteón de la familia Franco, donde ya está enterrada Carmen Polo, esposa de Franco. En el mismo cementerio se encuentran también figuras como Carrero Blanco o Arias Navarro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *