Tener deudas es algo muy molesto por sí solo, pero cuando esto afecta a las posibilidades de conseguir una financiación, se convierte en un gran problema. Por lo tanto, es importante saber qué hacer si se figura en las listas de ASNEF y se necesita un crédito urgente.

Hay situaciones en las que se requiere contar con cierta cantidad de dinero urgente, bien sea para aprovechar una maravillosa oferta u oportunidad, para invertir, o igualmente, para solventar problemas inesperados tales como un accidente, enfermedad, averías del coche o en el hogar, pago de facturas, servicios o multas, colegios, entre otras cosas. 

No obstante, sucede el caso en que no se dispone del dinero suficiente, por lo que surge la necesidad de solicitar un crédito. Entonces, acudir a un banco representa una opción con la que no se puede contar de inmediato, debido a que es un proceso que se demora. 

Pero, si unido a la urgencia se suma un estatus de moroso en los archivos de ASNEF, el escenario se vuelve más complejo, pues en los bancos la respuesta será un rotundo no a la solicitud. En vista de ello, aquí hablaremos sobre qué hacer si estás en ASNEF y necesitas un crédito urgente. 

 

¿Cómo conseguir un préstamo estando en ASNEF?

Los prestamos con ASNEF hoy son posibles, gracias a empresas financieras autónomas que ofrecen este tipo de producto. Y es que en las mismas comprenden que, en ocasiones, las personas comienzan a figurar en dicho listado de morosos por mínimas deudas que derivan de un olvido o un error

Asimismo, de tratarse de un importe deudor más elevado, entienden la necesidad que tiene la gente de disponer de dinero urgente; por lo que les brindan la oportunidad de solventar sus asuntos sin obstaculizar más su camino. En tal sentido, los préstamos comprenden cantidades máximas de hasta 800 euros, que estarán disponibles en la cuenta del solicitante en pocos minutos.

Pero, ¿cómo es esto posible? Gracias a que las empresas prestamistas trabajan mediante plataformas por Internet, y han adaptado todo el proceso de solicitud del crédito a este medio, facilitando un formulario a los usuarios que es muy simple de rellenar. Además de ello, no solicitan el papeleo que piden en las entidades bancarias, por lo que el análisis de la información es bastante rápido y en minutos las personas tendrán aprobado el crédito. 

 

Los requisitos

Las financiadoras privadas, a pesar de no aplicar el filtro de las listas de ASNEF como lo hacen las entidades bancarias, sí necesitan el cumplimiento obligatorio de una serie de requisitos para poder aceptar la solicitud del préstamo. Entre ellos, se pueden mencionar los siguientes:

 

  • Tener una edad comprendida entre los 18 y los 65 años, que será constatada a través del documento de identificación personal.
  • Residir en el territorio español. 
  • Ser titular de una cuenta corriente donde se transferirá el dinero. 
  • Poseer una fuente de ingresos habitual y que sea suficiente, la cual puede ser una pensión, nómina, prestación por desempleo o cualquier otra que asegure que el solicitante puede asumir el compromiso del pago del crédito asignado.
  • Número de móvil y cuenta de correo electrónico que sirvan como vía de comunicación.

Al cumplir con todos estos requisitos, las posibilidades de aprobación del crédito son bastante altas; por lo tanto, sólo queda rellenar el formulario, especificar el importe del crédito, el plazo en el que será pagado, y esperar la aprobación del mismo, la cual sólo demorará unos 15 minutos o menos.  

 

Para qué se puede usar el crédito 

Finalmente, hablaremos sobre una de las ventajas que se pueden gozar con este tipo de créditos. Y es que, además de darles la oportunidad a las personas de conseguir dinero en poco tiempo sin representar los archivos del ASNEF un impedimento para su concesión, el fondo de estos créditos puede ser utilizado para aquello que mejor les convenga a los usuarios, ya que las financiadoras no indagarán sobre el destino del dinero.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad