Casetas de la feria / SA

La Feria de Abril atrae cada año a Sevilla a miles de visitantes de todos los rincones, turistas que observan atónitos y emocionados como cobra vida el Real cuando los sevillanos pasean con efervescencia por sus calles.

Sin embargo, hay varias cosas que debes saber de antemano si vas a visitar el recinto ferial por primera vez. Es por ello que te ofrecemos esta guía de la Feria de Abril llena de información útil para que no te pierdas por el Real.

El recinto, las casetas y la portada

La Feria se celebra en una explanada de 275.000 m² distribuidos entre 25 manzanas y 15 calles que reciben nombres de toreros famosos. El recinto, que recibe el nombre de «El Real», se levanta entre los barrios sevillanos de Los Remedios y de Tablada. Se denomina «El Real» debido a que antiguamente se pagaba con un real (25 céntimos de pesetas) a las cocheros que trasladaban a las personas a la Feria.

En cuanto a sus calles, el pavimento está formado por adoquines y albero, «tierra de color ocre usada en jardinería y en las plazas de toros», tal como describe la RAE. Las calles coloridas de El Real se adornan con farolillos de color naranja y blanco, alumbrados por unas 212.000 bombillas de bajo consumo que dan color cuando cae la noche.

En sus calles transitadas, es común la venta de algodón de azúcar, helados, o instrumentos musicales tradicionales como la «caña»: una caña de bambú con una ligera perforación en su parte superior que genera percusión al zarandearla y hacer chocar sus paredes interiores.

Calle del Real de la Feria

Las casetas son el punto de encuentro de los sevillanos mientras dure la feria, la casa de todo aquel que visita el recinto. Se asemeja a lo que podría ser un bar, aunque mucho más peculiar debido a sus adornos, sus sillas de madera y mimbre y sus paredes hechas con telas coloridas. Allí se bebe, se come, se baila y se cobija de las horas más fuertes de sol. El reciento ferial cuenta con 1050 casetas, cada una con su número y su nombre.

Las casetas están distribuidas entre privadas y públicas, aunque la mayoría son privadas y el acceso está restringido a los socios y a los invitados. Las casetas públicas, por su parte, son de acceso libre. Hay ocho distribuidas a lo largo del recinto y corresponden a los distintos distritos de la ciudad de Sevilla o bien a partidos políticos y sindicatos. Su horario de apertura es habitualmente de 12 del mediodía a tres de la mañana.

La portada es la puerta principal de entrada al recinto Ferial, cada año es diferente y se realiza a semejanza de un monumento o edificio de la ciudad en conmemoración a algún acontecimiento. Valga de ejemplo la portada de 2017 en recuerdo de las Expo del 92, con la mascota Curro en lo más alto de la construcción. La portada puede verse desde varios kilómetros antes de llegar al reciento debido a su altura y, del mismo modo, puede observarse a la luz del día o cuando está iluminada de noche.

El alumbrao, es la ceremonia inaugural de la Feria de Abril, la que marca el inicio de las fiestas. «Partiendo de la portada, tramo a tramo, se encienden todas las bombillas de las calles que alumbrarán el recinto ferial», un acontecimiento de luces muy recomendable de ver. Al primer día de la Feria se le denomina el pescaíto, antiguamente celebrado en lunes y actualmente en sábado. Los socios de las casetas se reúnen para degustar pescaíto frito acompañado de rebujito, manzanilla o fino. Tras la cena, al llegar la media noche, se produce el alumbrao y por tanto el inicio de la Feria de Abril.

Portada de la Feria de Abril 2018 / SA

Tradición y sevillanas

La Feria es una celebración, y como tal corren las bebidas, la comida y la música. Todo está pensado para pasar un buen rato y divertirse. A la Feria se puede ir en cualquier momento del día, no hay una hora de entrada ni de salida. Si vas con la luz diurna, debes saber que las calles están ocupadas por carruajes de caballos o jinetes y amazonas. Los carruajes se pueden alquilar y mucha gente decide utilizarlos como medio de transporte para ir a la Feria o para dar un paseo dentro del Real.

Sin embargo, a las ocho de la tarde todos los caballos deben estar fuera del Real por orden del Ayuntamiento. Si decides vivir la feria de noche debes saber que hay música hasta altas horas de la madrugada.

Coche de caballos en el Real de la Feria de Abril / SA

En la Feria se bebe manzanilla, un vino elaborado en Sanlúcar de Barrameda, de color dorado y sabor seco que, mezclado con refresco, se transforma en rebujito, uno de los grandes símbolos de esta fiesta, ideal para disfrutar en los días calurosos.

También se bebe cerveza, Cruzcampo, por supuesto. A la hora de comer todo vale, es decir, los platos de la Feria de Abril de Sevilla son lo que podrías encontrar en cualquier bar de la capital hispalense: croquetas, tortilla de patatas, jamón, gambas, pescado frito, «montaditos», etc.

manzanilla-feria
Un catavino de manzanilla en la Feria de Abril

El baile tradicional son las sevillanas, una música aflamencada que siempre se interpreta en series de cuatro al ritmo de la guitarra y las palmas. Cada una de esas cuatro sevillanas tiene un baile distinto. En Sevilla se distinguen como la primera, la segunda, la tercera y la cuarta.

A pesar de que no es un baile que se pueda aprender en un día, es fácil ver cómo gente que no sabía bailar lo más mínimo en la noche del alumbrao, baila como un sevillano más al término de la Feria.

Una pareja baila sevillanas en La Plaza de España. Ayuntamiento de Sevilla

Guía de vestimenta para la Feria de Abril

En cuanto a la vestimenta, lo primero es decir que a la Feria cada cual va vestido como bien le viene en gana, no hay una norma específica. Sin embargo, a la mayoría de sevillanos les gusta ir arreglados a la Feria. Ellas, con los trajes tradicionales de flamenca, de vivos colores y volantes imposibles que realzan la figura y el baile. Los zapatos típicos de espartos, un tipo de calzado de tacón alto en forma de sandalia que deja entrever los dedos de los pies.

La mayoría de mujeres que los visten suelen llevar un segundo par de zapatos planos de repuesto debido a la incomodidad que producen cuando los calzas durante muchas horas. Añadir que no todas las mujeres se visten con el traje de flamenca, si bien es algo generalizado. Ellos, con camisa y pantalón, o bien en traje de chaqueta con o sin corbata. También existe un traje tradicional para los hombres y las mujeres que montan a caballo, el traje de corto, con pantalones ajustados, chaqueta corta y sombrero de ala ancha.

Feria de Abril 2018
Un hombre con traje de chaqueta y una mujer con el traje de flamenca paseando por el recinto ferial / José Luza Boza

La Calle del Infierno

La Calle del Infierno es como se conoce al parque de atracciones que hay situado al lado del Real. Tiene una superficie de 87.000 metros cuadrados y acoge cerca de 400 actividades destinadas a divertir al público: tómbolas, puestos de comida, montañas rusas, norias, circo, espectáculos…

Vista aérea de la Calle del Infierno

Según la información que facilita el Ayuntamiento de Sevilla, la Calle del Infierno cuenta con 56 aparatos infantiles, 61 aparatos mecánicos de mayores, 14 puestos de bisutería, siete bodegones, siete chocolaterías, un circo, una cuadra para caballos y carruajes, 57 espectáculos, ocho grúas, 30 puestos de helado, 28 puestos de máquinas de algodón, seis «puchis», 62 puestos varios, 22 puestos de turrón, dos puestos de agua y flores, seis buñolerías y cuatro fotógrafos.

Guía de transporte: Formas de ir y volver de la Feria de Abril

Los más afortunados van y vienen a pie, bien porque viven cerca o porque así lo prefieren para ahorrar colas y barullos. Los demás tienen la opción del taxi, del autobús, del metro, del buen amigo que no consume alcohol y hace el favor o de los clásicos y elegantes carruajes de caballo.

El autobús deja cerca del recinto de la Feria, pero no al lado. Hay que tener en cuenta que dependiendo de la dirección desde la que te aproximes al Real tendrás que andar más o menos una vez apeados del vehículo. Es una opción barata y cómoda para la ida, aunque puede no resultar tan óptima si la vuelta se realiza entrada la madrugada. En este caso, la empresa contratada suele habilitar una línea nocturna que conecta con el Prado de San Sebastián, desde donde salen otras líneas para los diferentes barrios y distritos.

autobus-feria-gines
Cola del autobús para ir a la Feria de Abril

El metro, por su parte, es una buena opción para aquellos residentes cerca de una boca subterránea por la que pase la única línea de metro que ostenta la ciudad de Sevilla. El horario para la Feria de Abril de 2022 todavía no está publicado, aunque previsiblemente abra las 24 horas del día como viene ocurriendo años atrás, aunque con mayor o menor afluencia de trenes dependiendo de la hora. A modo de ejemplo, los horarios de la última feria celebrada en 2019 fueron: 70% de servicio desde las 12 horas hasta las 04.00 horas; 60% de 04.00 horas a 12 horas del mediodía.

Línea 1 del metro durante la Feria de Abril / SA

El taxi se presenta como la opción más cómoda, pues tiene acceso hasta la misma entrada del recinto ferial, y también la menos económica de las citadas. De esta forma, un ciudadano que toma un taxi a pie de calle se le aplicará una bajada de bandera de 2,14 euros, mientras que uno que concierta previamente el servicio, paga lo que marca el taxímetro hasta el punto de llegada, con un límite máximo de seis euros. A ese precio inicial que se carga nada más subir al taxi, se suma el precio por kilómetro recorrido.

Para establecer el precio por kilómetro existen diferentes tarifas para los diferentes días y horarios. Añadir, que la cola del taxi de la Feria de Sevilla es conocida por su longitud. En la Feria la mayoría de personas consumen bebidas alcohólicas y las calles y aledaños al reciento ferial se encuentran cortadas, por lo que muchos optan por no llevar el coche. Sin embargo, existen zonas de aparcamientos habilitadas para todos los que lo deseen, aunque éstas no se encuentran al lado del reciento.

Mario González

Periodista. En Twitter: @mariooGr