Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez. EP

La Fiscalía Provincial de Madrid ha recurrido la denuncia presentada por Manos Limpias contra Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, según ha adelantado la Cadena Ser. Esta denuncia estaría basada en información errónea, según ha admitido el propio sindicato ultraderechista. El auto fue notificado a la Fiscalía este miércoles, solicitando la revocación del mismo y el archivo del caso. Por otro lado, el juez titular del Juzgado de Instrucción número 41 ha decretado el secreto de las diligencias.

La denuncia de Manos Limpias, que incluía ocho recortes de prensa, contenía al menos uno que resultó ser falso, llevando a los medios que lo divulgaron a rectificar sus informaciones. El fiscal fue notificado del auto este miércoles, tras solicitarlo al conocerlo a través de los medios de comunicación. El juez Juan Carlos Peinado no informó ni al fiscal ni a Begoña Gómez sobre el inicio de la causa. En su recurso, la Fiscalía pide la revocación del auto judicial impugnado y el archivo del caso.

El líder de Manos Limpias, Miguel Bernad, afirmaba la mañana de este jueves que basó su denuncia contra Begoña Gómez en informes de medios de comunicación, y advierte que si las acusaciones resultan falsas, los responsables de la publicación deberán asumir las consecuencias.

Bernad expresó esto en un comunicado obtenido por Europa Press, donde enfatizó que la actuación de Manos Limpias «no involucró ningún acto de falsedad» después de las declaraciones del presidente el miércoles.

Una denuncia basada en informaciones de diarios digitales

En el comunicado, Bernad mencionó que el sindicato se enteró a través de varios diarios digitales de posibles irregularidades en la conducta de la esposa del presidente, y al ver que la Fiscalía no actuaba, decidieron presentar una denuncia ante el juzgado correspondiente basada en esas informaciones.

El líder sindical explicó que buscaban que se investigara la veracidad de esas acusaciones y defendió que actuaron conforme a un derecho y deber ciudadano. Bernad insistió en que la veracidad de las informaciones debe ser determinada por el juzgado, y si resultan ser falsas, los medios que las publicaron deben asumir la responsabilidad.

La denuncia presentada por Manos Limpias acusa a Begoña Gómez de tráfico de influencias y corrupción en los negocios, basándose en supuestas recomendaciones a empresarios para contratos públicos. La denuncia pide que se llame a declarar a Gómez y a los responsables de los medios que informaron al respecto, además de solicitar documentos relacionados con los contratos adjudicados.