38 cachorros de perros raza Beagle serán sacrificados el próximo 24 de enero tras experimentar con ellos en una labor de investigación llevada a cabo por la Universidad de Barcelona. La Academia ha contratado los servicios de Vivotecnia, un laboratorio que estuvo en el punto de mira el pasado mes de abril por un delito de maltrato animal.

A través de Parc Científic, la Universidad de Barcelona ha contratado los servicios de este laboratorio para testar un fármaco en estos perros durante 28 días, a través de una licitación pública de 255.648 euros. Los animales, que según el artículo 30 del Real Decreto 53/2013, así como la Directiva 2010/63/UE, deben ser realojados y dados en adopción después de las investigaciones, serán sacrificados el próximo 24 de enero. El argumento: necesitan realizar la necropsia de los 38 cachorros de Beagle.

Investigación encubierta

El laboratorio ya había estado en el punto de mira anteriormente, cuando en abril se destapó una investigación encubierta llevada a cabo por Carlota Saorsa y difundida por la ONG Cruelty Free International, según adelantó eldiario.es. Las imágenes filtradas mostraban el maltrato del personal de Vivotecnia hacia los animales con los que experimentaban, llegando incluso a burlarse de ellos. Mediante insultos, golpes y patadas, realizaban pruebas sin anestesia a estos seres vivos, negándole la sedación compasiva e infligiéndoles un mayor sufrimiento del necesario.

Tras la salida a la luz de dichas imágenes, la Comunidad de Madrid decidió suspender esta actividad investigadora, en la que también estaban implicados cachorros de Beagle, al ver claros indicios de maltrato animal. Estos fueron ratificados por informes del Seprona y por un técnico veterinario de la Comunidad de Madrid, según contaba eldiario.es. Por tales hechos, el laboratorio se encuentra actualmente en proceso judicial por un delito de maltrato animal.

A pesar de ello, la Universidad de Barcelona ha contratado los servicios de este laboratorio para llevar a cabo una investigación en la que se testará en animales, en concreto, en 38 cachorros de Beagle. Desde la Universidad, cuentan a dicho diario, que confían en el mencionado laboratorio, dado que es poseedor del certificado Buenas Prácticas de Laboratorio; el segundo argumento es que necesitan hacer la necropsia de los cachorros, algo que en la investigación encubierta se detectó que se hacía en cachorros que aún seguían con vida.

Su ejecución, prevista para el próximo 24 de enero, ha conmovido a las redes, que se han pronunciado exigiendo la liberación de estos animales tras la experimentación con ellos.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.