El volcán de La Palma comienza a apagarse tras 24 horas sin ningún tipo de acción volcánica, según ha informado el Instituto Volcanológico de Canarias en redes. Así, el municipio canario ha amanecido, por primera vez desde el pasado 19 de septiembre, sin ningún tipo de actividad eruptiva.

Involcán ha dado la noticia de que la tasa de emisión de dióxido de azufre que expulsa el volcán de La Palma es «muy baja», con un valor inferior a cinco toneladas diarias. «Nos congratulamos de informar que la emisión de dióxido de azufre (SO2) registrada ayer martes a partir de las 14:00 horas, procedente del actual proceso eruptivo en Cumbre Vieja, se ha estimado como extremadamente baja (< 0,06 kg/s o < 5 toneladas diarias)», han contado en redes. «Deseamos que esta tasa de emisión se confirme durante los próximos días», expresaban.

Monitorización de la emisión

Desde el pasado 19 de septiembre de 2021 el Instituto Volcanológico de Canarias ha estado monitorizando la emisión de dióxido de azufre (SO2), mediante el uso de sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil terrestre (sensores montados en un coche), aérea (en el helicóptero de la Guardia Civil) y marítima (en la patrullera de la Guardia Civil), procedente del actual proceso eruptivo en Cumbre Vieja (La Palma, Islas Canarias).

Desde el inicio de esta erupción se han realizado aproximadamente unas 400 medidas o transectos; una media de cuatro o cinco diarias. La media de la distancia recorrida a lo largo de los transectos realizados ha sido de siete kilómetros de distancia; por lo tanto, para la realización de estas medidas se han recorrido 2800 kilómetros.

Involcán ha indicado que en este momento «hace más de 24 horas que no existe tremor volcánico en Cumbre Vieja», aunque siguen vigilando «cualquier cambio en la actividad». Solo se ha registrado un terremoto en La Palma durante la pasada noche, con una magnitud de 2,5 y a 39 kilómetros de profundidad.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad