Comisaria Policia Nacional Marbella

El pasado 31 de diciembre de 2018 cambiaría la vida de la familia del protagonista de esta noticia. El cocinero de un restaurante en Marbella recibía una paliza de un compañero de y quedaba en estado vegetativo y tetrapléjico de por vida. Los hechos ocurrían la noche de fin de años en el interior del vehículo de la víctima. Mientras que conducía, uno de los compañeros inició una discusión tras un pique. Según cuentan dos compañeros que iban con ellos, el afectado discutió con el presunto autor cuando le dijo «si crees que soy homosexual, déjame a tu mujer y te lo demuestro».

La discusión no quedó ahí y cada vez fue a más, sobre todo cuando ambos quedaron solos en el vehículo. Al día siguiente, el presunto autor tenía marcas y heridas en las manos, y aseguraba haberse pegado con la víctima. Sin embargo, aseguraba que la última vez que lo vio lo había dejado apoyado en su coche. El hombre presentaba lesiones tanto en la cara como en la cabeza y llegó al hospital en estado vegetativo tras la paliza. Además, ras múltiples operaciones, ha quedado tetrapléjico cerebralmente.

La Fiscalía pide ocho años de prisión y una indemnización de 392.000 euros para el damnificado. Además, recibiría 24.000 euros por cada año que permanezca en estado vegetativo. Sin embargo, la familia pide una cantidad más alta, que asciende al medio millón de euros como indemnización y 50.000 euros por año que pase en tal estado.

Por otro lado, la defensa pide la absolución alegando que actuó en defensa propia y con atenuante de confesión.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.