Un oficio o saber tradicional representa uno de los principales rasgos de la identidad del territorio que lo alberga. Poco a poco, esta valiosa herencia transmitida de generación en generación ha quedado expuesta a la acción de la globalización y de la economía de mercado, y por añadidura a un peligro real de extinción que afecta a muchas de estas ocupaciones tradicionales o artesanales de la provincia de Sevilla.

A pesar de ello, Andalucía es la región española en la que más establecimientos artesanos abren sus puertas a diario. Concretamente, y según señala el estudio FARCA (Fondo Andaluz de Recuperación del Conocimiento Artesano), en el año 2005 existían algo más de 2.500 talleres, con una producción de casi 240 millones de euros (una cuarta parte del total de España) y más de 100.000 empleados. A estos datos debe sumarse los aportados por la Administración General del Estado, en los que se afirma que en Andalucía algo más de 10.600 empresas se dedican a la artesanía  (un 17,3% del total de España), una cifra solo superada por Cataluña (19,2%).

Este contenido es exclusivo para socios de Sevilla Actualidad. Puedes hacerte socio o socia o registrarte desde aquí.
Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí