José Castejón y Manuela Franco, propietarios del Bar Macarena, a tan solo 100 metros del Gran Poder / Miguel Salvatierra

Tienen un bar a tan solo 100 metros del nuevo hogar del Señor de Sevilla. Antes solo abría por la mañana. Ahora, con la visita del Gran Poder, y la gente que atrae al barrio de Los Pajaritos, también abre por las tardes. Incluso ha instalado unas mesas altas en la puerta de la plaza de abastos donde atiende a bastante gente al día.

«El sábado, cuando llegó el Señor, tenía una cola de gente que no me lo creía. Tuve a cinco personas trabajando ese día», relata Manuela Franco, que, junto a su marido, José Castejón, regentan el pequeño bar Macarena donde atienden, sobre todo «a las personas mayores del barrio», dando desayunos.

Este contenido es exclusivo para socios de Sevilla Actualidad. Puedes hacerte socio o registrarte gratis desde aquí.


Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página:

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.