Dolorosísima derrota, la primera en Champions de la temporada, para un Sevilla FC que llegó a tener el partido en sus manos en la segunda parte pero en la que acabó superado por las contras rusas. El tanto de Kjaer, que igualó a la media hora el gol inicial de los moscovitas, fue insuficiente para sacar algo positivo

El Sevilla FC ha sufrido esta noche en Moscú su primera derrota europea de la temporada, en un partido en el que la falta de contundencia fue definitoria ante un Spartak más acertado en los puntos de su guión de partido. Después de una primera parte igualada con un gol para cada uno, la segunda pintaba muy bien tras un primer cuarto de hora casi impecable de los de Berizzo. Sólo faltó lo más importante, el gol, que sí encontró el equipo ruso con dos acciones aisladas pero absolutamente decisivas para el marcador final.

No tardó el Spartak en reafirmarse en sus señas de identidad. El balón iba a ser para que lo manejara el Sevilla, con intención de robar y salir rápido al contragolpe. Nolito y Sarabia profundizaban en campo rival, pero sin demasiada conexión con Ben Yedder en esos primeros minutos. Por el contrario, lo que sí funcionó fue la teoría rusa, nada más cumplirse el primer cuarto de hora. Córner a favor del Sevilla que acaba en el otro área. Tras un desafortunado rebote en Lenglet, el balón le cae a Eschenko, que centra al área pequeña para que Promes cabecee casi a placer el 1-0.

Los rusos tenían el partido donde querían y para defenderlo comenzaron a proponer un partido algo más duro de lo normal. El Sevilla tiraba de calidad y una gran jugada de Nolito a punto estuvo de provocar el empate, pero éste llegó cinco minutos más tarde, a la media hora. Córner de Banega que cabecea Kjaer, el balón rebota en un defensa y le vuelve a caer al danés, que esta vez por bajo no falla ante Selikhov. Nolito tuvo el segundo en la siguiente jugada y también Krohn-Dehli, que obligó a estirarse al meta del Spartak en una plástica acción.

Aunque Melgarejo fue el primero en avisar tras el descanso, pronto se vería a un Sevilla claramente dominador, que llegó a volcarse en el área del Spartak. Ben Yedder, Krohn-Dehli desde lejos y de nuevo el francés, solo ante dos centrales bajo los palos,tuvieron el 1-2 en sus botas, pero tanta falta de definición iba a tener el peor castigo posible. Casi un cuarto de hora después de su anterior acercamiento, el Spartak lograba el 2-1 con un disparo de Melgarejo imposible para Rico.

De ahí al final ya no salió nada. El dominio sevillista se desvaneció y el Spartak encontró el caldo de cultivo propicio para terminar de matar el partido con sus temibles contragolpes. Glushakov y Luiz Adriano llevaron el delirio a las gradas del Otktytiye y meten de lleno a los rusos en la pelea por la clasificación. Jesús Navas y Muriel buscaron la reacción del equipo, pero era demasiado tarde. Por si el marcador no era suficientemente doloroso, Promes redondeaba el marcador en el último minuto con el quinto de la noche.

De hecho los de Massimo Carrera son ahora segundos igualados a puntos con el Liverpool, que pasó por encima del Maribor en Eslovenia. La próxima cita será dentro de dos semanas en Nervión precisamente ante el Spartak, ante el que no se puede fallarpara volver a las dos primeras posiciones del grupo.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *