sevilla-eibar-sarabia-oficial

Ante la SD Eibar, que desea romper su mala racha en terreno nervionense, el Sevilla de Berizzo tiene la gran ocasión de mejorar su imagen y sus prestaciones para encauzar el ilusionante curso.

Hay ganas de fútbol en el Ramón Sánchez-Pizjuán y más avidez todavía ver al invicto Sevilla de Berizzo, una vez atado -no se olvide- su primer reto del curso logrando billete para la Liga de Campeones, cita que -este sábado- debe quedar en un segundo plano. La mente tiene que estar centrada en LaLiga, otro de los relevantes desafíos que aguardan a los sevillistas. Y qué mejor piedra de toque que un rival sin complejos -la Sociedad Deportiva Eibar- que, pese a su mala racha en sus contadas visitas a Nervión en Primera (dos derrotas y un empate a cero), siempre es un oponente duro y atrevido, difícil de someter.

Las dos victorias hasta ahora en casa ante los armeros costaron lo suyo: 1-0 (gol de Llorente) en marzo de 2016 y 2-0 (goles de Sarabia y Vitolo en el descuento, con sendas asistencias de Jovetic) en febrero de este año. La pelea sin desmayo de los eibarreses, junto a la experiencia de un técnico veterano como Mendilíbar (287 partidos en la élite), hacen que sea una cita complicada, aunque no insalvable.

El Sevilla FC-SD Eibar es el mejor duelo, el que toca en todo caso, para empezar a ofrecer buenas sensaciones, a pesar del parón por selecciones. El fondo de armario sevillista y la gran ilusión del grupo de Berizzo por ofrecer a los aficionados una mejor versión del equipo hacen que la grada espere disfrutar de un once competitivo que, al tiempo de adquirir los famosos automatismos, pugne sin ambages por la victoria. Ganar es el mejor bálsamo para reforzar la confianza y poder encauzar un ilusionante curso, como muchas citas como la este sábado en las que no cabe otra opción que sumar los tres puntos en juego.

De ambos contendientes, en el remozado Sevilla FC, del once titular de febrero pasado ante el Eibar no están Rami, Nasri y Jovetic; y del también distinto once rival, junto a algunas salidas, tampoco estarán los lesionados Yoel, Fran Rico y el goleador Pedro León. Los de Mendilíbar, en sus dos encuentros ligueros disputados hasta ahora, ganaron fuera y perdieron en Ipurua por el mismo tanteo. En el arranque en Málaga, con un buen trabajo defensivo, firmó un 0-1 (gol del brasileño Charles) y en casa cosechó asimismo otro 0-1 (Adúriz) ante el Athletic Club.

Ya toca vencer en el Sánchez-Pizjuán y abrir el casillero de triunfos.El Sevilla sigue invicto con dos victorias y dos empates en citas oficiales. Hasta ahora se registraron como es bien sabido los dos empates en casa; uno en Liga (1-1) ante el Espanyol y otro (2-2) ante el Basaksehir turco en el play off de la Champions. La victoria (con gol mágico de Ganso) fue in extremis en Getafe. Por tanto, además de sumar la primera victoria en casa ante el sevillismo, es necesario convencer en el juego que busca el técnico sevillista.

Con la única ausencia del sancionado Banega, y la llegada tardía de los internacionales que no han podido trabajar a tope durante la semana vigente, el equipo que presente Berizzo -no obstante- ofrece el potencial suficiente para interpretar el guión esperado, que no es otro que ganar. Hasta ahora han marcado el defensa Lenglet y el medio Ganso; en consecuencia es el turno de los de arriba acertar con la portería rival. Ganar pues es la única consigna de este sábado.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *