Julien Escudé admitió que el partido de este sábado ante el FC Barcelona, en esta ocasión de Liga, se volvió cuesta arriba después de ese primer gol. A la falta de dominio del balón, el marcador se volvió en contra y el resultado, de sobra es ya conocido. Además, el partido trajo una nueva lesión, esta vez la de Konko.

Sevilla Actualidad. El francés analizó el devenir del encuentro, diferente a los otros dos que le enfrentaron al equipo catalán recientemente. «Con varios cambios, hemos intentado hacer las cosas bien, sabiendo que contra el Barcelona hay que hacer un partido casi perfecto. Lo conseguimos en la ida, en la vuelta sufrimos un poquito más en casa, y tres días después visitamos otra vez a un Barça muy tocado por la eliminación de Copa y ha sido un partido muy difícil de manejar, hemos defendido mucho, no hemos tenido la posesión del balón y, con el primer gol, nos hemos visto tocados y a ellos les dio más fuerza”.

Para el defensa, el primer tanto fue un punto de inflexión, ya que «hasta ese primer gol aguantamos bien. Sabíamos que tendríamos más oportunidades con la entrada en el descanso de Capel y Duscher, pero ellos tomaron una ventaja increíble, nos hicieron correr muchísimo y a nosotros, que bajamos un poquito el ritmo, nos mató”.

No obstante, Escudé apunta una de las asignaturas pendientes de esta temporada, las derrotas en casa, cosa que, admite, hay que cambiar: «Hoy nos ha tocado el Barça, un partido complicado para lograr los tres puntos, pero lo que más me duele son los partidos en casa y los puntos que hemos perdido ahí, porque los contrarios aguantan y aguantan, hasta que les sale una contra. Tenemos que hacer un esfuerzo más en casa, tener más confianza en nuestro juego y más paciencia».

Ahora toca pensar en la Copa del Rey, y así lo dejó claro el francés: «Hemos visto algunos cambios en el once para refrescar a algunos jugadores, porque la Copa también es un objetivo del Club. Este mes de enero es muy complicado, hay que tener jugadores frescos por el tipo de juego que hacemos y hay que descansar porque el miércoles toca Copa y, después, el sábado, de nuevo Liga ante el Almería».

La derrota trajo una nueva lesión

Si fue doloroso el resultado, 4-0, por exagerado después del trabajo realizado por el Sevilla durante muchos minutos, más lo es si cabe que el entrenador sumará una nueva baja para Riazor, ya que Konko fue retirado en el transcurso del encuentro y según la primera apreciación, sufre una posible rotura de aductores izquierdos, diagnóstico que se mantiene tras una exploración acompañada del resultado de una ecografía. No obstante, hasta hoy no se le realizará la resonancia magnética que ofrecerá un diagnóstico definitivo.

Perotti, por su parte, que sigue en fase de recuperación de la fuerte contusión que sufrió en el vasto, realizó ayer trabajo de bicicleta y trote suave y está a la espera de poder reincorporarse de forma parcial al trabajo del grupo en función de la evolución.

Quien hizo un trabajo de campo bajo la supervisión del ergoterapeuta Sergio Domínguez es Luis Fabiano, que terminó la sesión con buenas sensaciones, lo que ha sido un paso previo a la reincorporación al trabajo con el resto de los compañeros. También se calzó ya las botas Fazio, para hacer trabajo de campo en solitario, igualmente con buenas sensaciones.

www.SevillaActualidad.com

Deja un comentario