cronica empate alaves sevilla

El Sevilla FC no pudo mantener la ventaja lograda por Ben Yedder tras una segunda mitad en la que cedió ante un impetuoso Alavés que hizo el empate en una jugada de rebote.

El fútbol desplegado por el Sevilla FC en Mendizorroza no le dio más que para arrancar un empate en casa del Deportivo Alavés. El equipo de Sampaoli fue de más a menos y tras cuajar una interesante primera parte en la que anotó Ben Yedder un precioso gol el empuje de los locales acabó por doblegar al Sevilla. Un maldito rebote fue clave para esta igualada, si bien el equipo rival fue mejor en la segunda parte y el empate fue un resultado lógico que deja al Sevilla algo más lejos de los dos primeros pero a siete puntos del cuarto clasificado.

El Sevilla realizó una primera parte muy seria con la apuesta de Sampaoli de defensa de cuatro y un centro del campo más poblado que en otras ocasiones para contrarrestar el músculo del Alavés. El cuadro nervionense supo contener perfectamente al equipo vitoriano y gracias al juego combinativo y a la presión también supo llegar al área contraria con cierta fluidez. Mientras atrás solo los balones aéreos inquietaban la portería de Rico en el centro del campo Nzonzi era el dueño y señor absoluto, con Kranevitter como escolta pues testa vez Iborra era prácticamente un media punta.

En una de esas combinaciones Sarabia, que buscó mucho el centro, encontró la conexión con Ben Yedder y el franco tunecino hizo lo que mejor sabe, controlar y buscar el rincón del segundo palo. Con el Sevilla por delante en el marcador el Alavés adelantó líneas y la presión lo que originó algún que otro problema para el Sevilla, que sin embargo logró siempre solventar la papeleta. Además bien pudo adelantar en el marcador si aprovecha alguna de las contras que tuvo. Una mala elección en los metros finales evitó en un par de ocasiones oportunidades para haber cobrado más ventaja.

Y aunque en la segunda parte dio la impresión que el Sevilla asumiría el control del juego la realidad fue bien distinta. Poco a poco el equipo de Sampaoli fue cediendo terreno mientras el Alavés, victorioso la mayoría de las disputas de balón, se hizo con el control del juego.

Bien es verdad que el Sevilla se defendía con orden, pero los cambios de Pellegrino surtieron efecto y una jugada por la banda con un buen centro acabó en jugada desgraciada para el Sevilla porque Sergio Rico no vio llegar el centro, tampoco nadie lo despejó y en un rebote Katai hizo introducir el balón en la red. No hacía ni un minuto que el Sevilla había cambiado a defensa de tres.

Movió pieza Sampaoli refrescando al equipo y buscando más profundidad aunque la realidad es que el que estuvo más cerca del triunfo fue el bloque vitoriano. Sergio Rico hizo dos paradones antes de que, en el descuento, Jovetic estuviera a punto de cantar bingo en un remate colocado a la escuadra desde fuera del área. 

Crónica facilitada por el Sevilla FC

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad