Las numerosas ocasiones fallidas fueron la clave de que el Sevilla no remontara/SevillaFC

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

Los de Manolo Jiménez se iban al descanso con un 0-2 en contra, a pesar de su claro dominio en el juego. Sin embargo, dos goles de Luis Fabiano en los segundos 45 minutos de juego, salvaron la hecatombe ante el colista. El Sevilla se queda así sin opciones de subir un puesto en la clasificación.

Ángel Espínola. El encuentro comenzó como suele ser habitual en el Pizjuán. El Sevilla iba ganando el dominio del partido con el paso de los minutos. En el 10, Negredo tuvo una ocasión clarísima  tras un taconazo de Luis Fabiano que noqueó Munúa. El Málaga daba muestras de por qué es colista. Incluso expulsaron a Albert Luque, que esperaba en el banquillo.

Cuando a los de Jiménez sólo les faltaba el gol llegó el jarro de agua fría. Un despiste mayúsculo de la defensa sevillista acabó en un tiro de Varas, cuyo rechace llegó a Fernando que anotaba el primero. El ex bético ponía por delante a los suyos en el primer acercamiento malagueño al área local.

El gol no hizo recular al Sevilla, que no cesaba de intentarlo en ataque aunque con cierta ansiedad. Luis Fabiano y Negredo fallaron incompresiblemente en una misma jugada en la que ambos remataron a menos de medio  metro de Munúa. Cuando el partido iba a llegar al descanso con el 0-1, ocurrió  la segunda sorpresa.

Un pase errado de Fernando llegó hasta Duda que anota el segundo con un tiro cruzado. Dos llegadas al área y dos goles para el Málaga. El partido se iba así al descanso con una sensación muy agria para la afición sevillista, que no se merecía el resultado que mostraba el marcador.

La segunda parte dio la vuelta a la suerte de ambos equipos. El Sevilla que fue inferior a ratos al Málaga empató el partido con dos goles de Luis Fabiano. Los de Jiménez se mostraban ansiosos por el gol en los primeros minutos y el Málaga seguía desaparecido en la batalla.

Tanto intento tuvo su premio en el minuto 13, cuando el espectacular brasileño acortó distancias tras cabecear un córner botado por Navas. Un gol que no sirvió de estímulo para el Sevilla, que seguía teniendo muchas imprecisiones en el centro del campo.

El Málaga, con un Obinna revolucionado, creaba peligro de forma intermitente. Fue en estos momentos de dominio visitante cuando llegó, paradójicamente, el gol local.  Luis Fabiano aprovechó un pase de Kanouté para anotar un gol de gran belleza y empatar un encuentro que el Sevilla tenía perdido al descanso.

De ahí al final, cualquiera de los dos equipos pudo llevarse la victoria. El Sevilla tuvo sus ocasiones, pero los delanteros fallaban en la boca de gol. El Málaga por su parte, dominaba el centro del campo pero no llegaba con facilidad a la portería de Varas.

Al final, empate a dos que no deja satisfecho a nadie, ya que ambos pudieron llevarse los tres puntos, pero ninguno se lo mereció. El Málaga seguirá una semana más en la zona baja de la tabla, mientras que el Sevilla pierde la posibilidad de adelantar al Barcelona en la tabla.

www.SevillaActualidad.com