Hibic durante su estancia en el Atlético

Hibic se inició como futbolista profesional en la temporada 1990-01 en el Celik Zenica. Tras cinco años en el Hajduk Split, en el verano del 96 aterrizó en España para fichar por el Sevilla, vestuario que ocuparía hasta la temporada 00-01, en el que destacó para recalar posteriormente en el Atlético de Madrid.

Guía Blasco. El juego aéreo de Hibic aterrizaba en Sevilla en agosto del 96 y permanecería en el vestuario nervionense hasta la temporada 2000. Hibic se retiraría en el Atlético de Madrid cuatro años después, habiendo triunfado y tras trece temporadas como profesional.

Hibic se inició como futbolista profesional en la temporada 1990-01 en el Celik Zenica. Tras cinco años en el Hajduk Split, en el verano del 96 aterrizó en España para fichar por el Sevilla, en el que destacó para recalar posteriormente en el Atlético de Madrid.

De gran personalidad, Hibic, se retiraba del fútbol con estas palabras: «El dinero para todo el mundo es importante, pero para mí no ha sido una cosa principal en la vida, siempre hay cosas más importantes. Mi representante tiene tres o cuatro ofertas encima de la mesa, pero no quiero seguir, perfectamente podría quedarme en el Atlético de Madrid porque no me echan y yo lo tengo que agradecer, pero creo que esta decisión es lo mejor para mí y para mi familia».

Los futbolistas prefieren retirarse cuando todavía están en su mejor momento, pero pocos deciden dejarlo tan pronto como Mirsad Hibic.

Trayectoria profesional

Su trayectoria profesional no sólo se limitó a la Liga española, también jugó con su selección en más de 20 ocasiones. Hibic tenía claro que su carrera deportiva tenía que terminar en el Atlético de Madrid, con el que vivió grandes momentos y al que ayudó a subir a Primera División.

Fue el central del ascenso junto con García Calvo. Sólido en el juego aéreo y con un gran toque de balón, pero Hibic cada vez contaba menos para Gregorio Manzano y a pesar de intentar demostrar que seguía valiendo las horas en el banquillo eran cada vez más eternas.

No sólo el Atlético se lamentaba de la despedida de este gran jugador, Bosnia-Herzegovina, su selección también le despedía emotivamente, Hibic fue el hombre que marcó el primer gol oficial de la selección en un empate a uno contra Argelia en los Juegos Mediterráneos de Montpellier, Francia, en junio de 1993, entre otras muchas hazañas.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario