estadio reformado

El comienzo de una nueva era, el lema con el que el presidente Pepe Castro pretende dejar una huella imborrable en la historia del Sevilla, continúa materializándose en Nervión.

Este martes para deleite de los sevillistas, Castro ha expuesto a los medios de comunicación la reforma integral del Ramón Sánchez-Pizjuán que el club llevará a cabo hasta final de temporada. Una reforma que ya es patente en el interior del estadio. «Hemos reparados estructuras, impermeabilizado todos los graderíos, tratamiento de asientos, sustitución de anillo publicitario, pintura en gradas, revestimientos, nueva tienda oficial, apertura de nuestra nueva radio, reforma de sala de prensa, de la zona mxita, nuevos banquillos, reparación de cornisas, nuevos accesos de emergencia al terreno de juego. Estas son las cosas que ya están hechas».

Pero ésto es solo la primera fase, según el presidente sevillista, aún quedan «muchas cosas pendientes». «Nuevos videomarcadores de alta definición, sustitución del las rejas de graderíos por critateras, reformas de puertas de acceso, con más puertas, más tornos, reforma de los aseos, etc».

También se amliará el número de aseos, más dignos, cómodos, amplios y suficientes. Se hará reforma en bares, fachada, reparación de las torres de iluminación, sustitución de luminaria interiores del estadio por led, nueva señalítica general, cómoda y amplia, nuevos ascensores en todos los sectores del estadio.

Asimismo, Castro informó que actualmente se están estudiando tres iniciativas: cubierta general completa del estadio, un nuevo museo y un ‘peque club’ para que los aficionados puedan dejar a sus niños cuando vean los partidos».

 

Castro: «Un campeón de Europa tiene que tener un estadio digno»

Pepe Castro ha asegurado que se está poniendo «bonito» porque «un equipo campeón de Europa tiene que tener un estadio digno de esa condición».

El dirigente exhortó a los aficionados a «sacar pecho por su estadio» y espera que el Sánchez Pizjuán «refuerce su imagen de icono de la ciudad de Sevilla» aunque pretende continuar las obras hasta «rematar una reforma integral», que es lo que se «merece la casa de los sevillistas, no ir poniendo parches».

Castro subrayó que «en ‘márketing’, todo es posible» y aunque adelantó que «no se le cambiará el nombre al estadio, sí se puede estudiar añadirle una marca publicitaria» al que va a «ser uno de los estadios más bonitos de España».

Aunque el Sevilla no tiene «capacidad económica para hacer un nuevo estadio», el mandatario quiso resaltar que se ha «hecho una importante inversión en contentar a los abonados» porque el Sánchez Pizjuán «tenía carencias que se han solventado» aunque está «en el mejor sitio posible» y tiene una «capacidad suficiente».

«No necesitamos de momento un aforo mayor pero el Sánchez Pizjuán permite ampliar en el número de localidades y eso es algo que también se puede estudiar», concluyó.

Avatar

Candela Vázquez

Licenciada en Periodismo por la US. Sus primeros pasos fueron como reportera y locutora para los informativos locales. En prensa escrita sus informaciones se han seguido en Estadio Deportivo y en ElDeporteFemenino.com....