villareal-sevilla-oficial

Al Sevilla le faltó intensidad para doblegar a un buen equipo como el Villarreal. Demasiado espeso, los nervionenses tuvieron voluntad, pero no piernas ni la ligereza mental necesaria para marcar la diferencia.

Después del enorme esfuerzo del jueves, era de suponer que al Sevilla le costara y mucho sacar adelante el encuentro ante el Villarreal. Y le costó, tanto que no pudo ganar. Los de Emery pusieron empeño, pero las piernas no les respondieron, perdiéndose en un encuentro lento y apático, soporífero, incluso.

Sobre todo al final del choque dio la sensación que el Sevilla podía apuntarse los tres puntos, pero la lucidez fue escasa, hasta el punto de que por momentos daba la sensación de no saber qué hacer con la pelota. No mucho más hizo el Villarreal, que como los locales tuvo las suyas, aunque nada del otro mundo. Una buena prueba de la poca intensidad que tuvo el encuentro, de hecho, es que ninguno de los dos equipos vio una sola tarjeta.

No es que el Sevilla no quisiera, es que no pudo. El acentuado calor tampoco ayudó, pues de hecho afectó al ritmo de ambos equipos. Los de Emery quisieron tomar la batuta, con un once con Rakitic en el mediocentro y Marko Marin en la mediapunta. Seguramente por el cansancio, el Sevilla lo intentó sobre todo por el centro más que por las bandas, algo que dificultó mucho el juego ofensivo, porque el Villarreal se plantó muy bien en el campo.

Las pocas ocasiones que tuvo el equipo antes del descanso fueron el resultado de jugadas muy elaboradas, por ejemplo cuando Marin la tuvo a bocajarro ante Asenjo, tras un gran servicio de Rakitic, o Vitolo se plantó dentro del área chica y una vez más se topó con el cancerbero amarillo. El Villarreal, no obstante, daba su réplica, sobre todo Giovanni, que puso a prueba a Varas en varias ocasiones, respondiendo bien el meta de Pino Montano.

En la reanudación Emery sacó a Reyes por Vitolo, pero eso no se tradujo en un juego más alígero. Las piernas pesaban cada vez más y la persiana de algunos jugadores se cerró. No había explosividad, no había contras… En ocasiones, de hecho, el equipo daba la sensación de no saber cómo lanzarse al ataque. El Villarreal no tardó en hacerse con el cuero y mecerlo a su gusto.

En gran parte de la segunda mitad tuvo al Sevilla a su merced y sobre todo Musacchio dispuso de una ocasión clamorosa para hacer gol. Emery puso en el campo a Bacca por Jairo, con el fin de dar más mordiente a un equipo atrapado en un peligroso letargo. No se puede decir que con el colombiano en el campo el Sevilla despertara, pero sí mejoró en su empuje, entre otras cosas porque el Villarreal, temeroso por los dos puntas nervionenses, dio un paso atrás.

Disfrutando de la posesión, el Sevilla buscó el gol en el último tramo del encuentro, pero casi siempre se perdía en un exceso de pases que acababan siendo cortados por una pierna amarilla. Aún así, incluso en pleno descuento Alberto Moreno tuvo una buena oportunidad dentro del área, cazando con habilidad un magnífico pase largo.

El canterano realizó un control orientado, pero cuando se disponía a pegarle con todo a favor Musacchio taponó su golpeo. Fue esa jugada una clara alegoría del encuentro sevillista, queriendo, buscándolo, pero siempre demasiado lánguido para imponerse a un señor equipo como el Villarreal. No obstante, el empate hay que valorarlo como bueno, porque significa sumar un punto después del colosal esfuerzo de Mestalla.

Sobre todo al final del encuentro dio la sensación que el Sevilla podía apuntarse el choque, pero la lucidez fue escasa, hasta el punto de que por momentos daba la sensación de no saber qué hacer con la pelota. No mucho más hizo el Villarreal, que como los locales tuvo las suyas, aunque nada del otro mundo. Una buena prueba de la poca intensidad que tuvo el encuentro, de hecho, es que ninguno de los dos equipos vio una sola tarjeta.

Crónica facilitada por el Sevilla FC

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *