anoeta1

El Sevilla, que no gana en Liga desde el 5 de enero, recibe en casa a una Real crecida, después de que doblegara con un partidazo al Barcelona hace una semana. Duelo, sin duda, para calibrar las opciones.

Tras las dos últimas victorias ante Rayo y Maribor, cerrar la semana con un triunfo ante un potente rival como la Real Sociedad daría a los de Emery ese plus de confianza de finales de la primera vuelta. Así y sólo así se deben plantear los nervionenses el duelo de este domingo, porque quien espera es un rival lanzado y la oportunidad es propicia para dar un golpe encima de la mesa y creer en la capacidad de una plantilla que anda falta de un espaldarazo.

Tres puntos en esta jornada servirían para crecer en autoestima y fiabilidad, además de recortar distancias con el actual sexto clasificado de la tabla y acabar con una mala racha en casa, donde el equipo no gana desde el pasado mes de enero, cuando se impuso al Getafe por 3-0. El partido llega, de ese modo, en un momento propicio y sin duda, repetir el buen juego desplegado entonces, o contra el Levante, ayudaría a regalar una victoria a la afición.

La Real, por su parte, llega henchida de moral tras su contundente victoria en la pasada jornada frente al Barça. Los de Arrasate marchan sextos en la clasificación con 43 puntos, ocho más que el Sevilla, en una liga que comenzaron con altibajos y que tuvo la eliminación de la Champions en la fase de grupos como verdadero acicate para despegar en la competición doméstica. El conjunto vasco buscará tres puntos que le permitan seguir la senda del Athletic de Bilbao en la lucha por la cuarta plaza, de la que le separan cuatro puntos ahora mismo.

Controlar el contragolpe y amarrar a Vela y Griezmann, sus jugadores más en forma, serán las claves para contrarrestar el peligro de la Real. Los de Emery deberán tener cuidado en sus posesiones y no conceder oportunidades a un equipo que es capaz de ganar con lo mínimo, como lo hiciera en su último desplazamiento frente al Málaga en la Rosaleda, donde se impusieron por 0-1. Acabar con la portería a cero como en los dos últimos choques frente a Rayo y Valencia sería sinónimo de éxito ante uno de los equipos que más rendimiento saca de sus partidos fuera de casa, si bien el reto está en que esa seguridad defensiva no merme el bagaje ofensivo de un equipo que en los tres últimos choques de Liga sólo ha hecho dos goles.

En cuanto a la alineación la duda está en el mediocampo, donde la baja de Iborra abre el abanico de posibilidades: Trochowski podría ser de la partida como sucediera en el partido frente al Maribor, o retrasar a Rakitic para dar entrada a un mediapunta, podrían ser dos de las soluciones que maneje el técnico vasco.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad