emerypreviaslovancasa

El técnico quiere una victoria ante el Slovan para reanimar el pulso del equipo. Considera clave tener paciencia en el partido y perseverar en la preponderancia del ataque.

Un clavo saca a otro clavo. El refranero popular es sabio y Unai Emery lo sabe, es consciente de que ganando al Slovan Liberec el equipo retomará el pulso y todo lo que no sea eso podría agravar la situación, de ahí a la importancia del choque ante los checos: “Lo más importante es ganar mañana el partido, pero ganar pensando en lo que supone la Europa League, que es que se puede asegurar incluso la primera plaza. Para ganar el partido sabemos que el camino es jugar bien y con una mejora en los dos aspectos, a la hora de defender y a la de atacar. 

La primera vía para ganar es tener llegada a la portería contraria y ocasiones de hacer gol. El objetivo es volver en una competición que estamos mostrándonos sólidos, reafirmar esa clasificación y disipar esas pequeñas dudas que hay cuando lógicamente el equipo no gana como el sábado o la clasificación en Liga no está donde tiene que estar”.

Emery no se fía del Slovan y tiene claro que el encuentro no será cosa fácil: “Ellos van a jugar sus bazas, van a salir a la contra y a utilizar su poderío físico. Tenemos que armar nuestro equipo pensando en que las situaciones que ellos tuvieron allí no las tengan aquí y eso pasa por llevar el control del partido y parar el contragolpe de ellos. Y también, lo que sí hicimos bien allí, que no tengan jugadas de estrategia donde sí son peligrosos”.

A su juicio, la clave será “saber tener paciencia para encontrar las vías, saber llegar a su portería y luego encontrar la eficacia”. Estamos en un trance tras dos partidos en Liga perdidos, después de que estábamos todos más o menos contentos con los resultados. Ese parón tenemos que retomarlo y qué mejor que hacerlo mañana en nuestro estadio, con nuestra gente, que están decepcionados, qué oportunidad para dar un paso adelante y decir aquí estamos, vamos para adelante… Ése es nuestro mejor argumento para el partido de mañana”, añadió.

La idea que tiene el Emery, por tanto, es la de conseguir la versión de equipo que golpea más que recibe, partiendo de una idea táctica que, en cualquier caso, no es innegociable, como ha demostrado con hechos: «Nosotros, utilizando una idea de juego plasmado en un sistema como algo básico, con un 4-2-3-1, luego hay variaciones. El sábado pasado, con un 4-4-2, que anteriormente había funcionado, no funcionó. En ese camino tenemos que ir trabajando, fortaleciendo para que cuando utilicemos variantes al 4-2-3-1».

Y añade: «Yo no he dicho que vaya a morir con mis ideas, soy una persona flexible en los análisis, no me tapo los ojos ante situaciones. El otro día por ejemplo planeamos jugar con dos puntas y no salió bien. Vamos manejando si podemos jugar arriba con uno más o hacia abajo con uno menos, lo que no podemos hacer es que en un momento dado si sujetamos mucho hacia atrás, podemos llegar menos adelante. Soy flexible y trabajo sobre lo que creo que es mejor para el equipo y en función de ello me voy adaptando».

Preguntado por su futuro y por si teme una posible destitución, aseguró que él sólo se encomienda a su trabajo e intenta no descentrarse: «Por mucho que yo quiero estar centrado únicamente en el trabajo, fuera hay un ruido, somos conscientes de ello, lo que me preocupa es que no afecte al equipo, trabajar en una misma dirección y evitar esos pensamientos porque el ruido no puede afectar. En mi trabajo estoy intentando mantener una línea bastante firme, más allá de pensar en lo que pueda ocurrir mañana, no soy dueño de lo que pueda pasar, sí soy dueño en mi trabajo…»

En este sentido, tiene claro que lo que está en sus manos es cambiar la situación: «Respeto al máximo a la afición del Sevilla, cuando el equipo no va bien los puntos de mira son para el entrenador y eso no me hace cambiar la opinión sobre esta afición, porque soy el entrenador y tengo que tomar las decisiones y el que tengo que plasmar un rendimiento que estamos buscando. Lo que tengo que hacer es revertir la situación. Si vamos ganando partidos, sacando puntos y ofreciendo un juego continuo, creo que la afición también va a estar con el equipo y posiblemente también con el entrenador».

Y finalizó, reafirmando su idea de darle la vuelta a la torilla: «Ahora mismo al equipo le faltan cinco puntos en Liga para que estuviéramos bien y tuviéramos más confianza en lo que estaos haciendo. Todo eso redunda en la insatisfacción que tenemos en general todos por donde estamos nosotros. Lo que hacemos es trabajar y la gente que está cercana a nosotros lo mismo, pero nadie expone si en un mes no hemos hecho… No, exponemos trabajo, exponemos vamos hacia delante, exponemos desde lo positivo, desde el pensamiento de hacer, de actuar, y a partir de ahí hay momentos mejores y hay momentos peores, en la Liga más momentos peores que mejores, pero vamos a revertir, el sábado era el partido clave para igualar victorias y derrotas, pero no y ahora tenemos ese déficit».

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *