Monchi Del Nido

El presidente y el director deportivo han tratado de explicar en el transcurso de la presentación de Cheryshev los motivos de las malas sensaciones que el Sevilla ha ofrecido en los tres primeros partidos de Liga, una situación que para los dirigentes nervionenses no es alarmante.

José María Del Nido, que ha preferido guardarse su opinión sobre lo que piensa del estilo de juego de Unai Emery, con un solo mediocentro defensivo, cree que todo es cuestión de tiempo y que todos las caras nuevas acabarán conjuntándose para conformar un equipo muy competitivo. “Este equipo se ha renovado con tantas incorporaciones que esta distancia entre líneas y falta de conjunción se solucionará con el tiempo”.

Del mismo modo, ha pedido tiempo para los técnicos ante los numerosos problemas defensivos que sufre el equipo. “Es verdad que somos un equipo al que le crean muchas ocasiones y eso es algo que tendrán que solucionar los técnicos. Emery es uno de los mejores entrenadores de España, lo ha demostrado en el Valencia. Vamos a darle tiempo al tiempo. Ayer en el terreno de juego había media docena de jugadores que rondaban los 20 años, eso se nota”.

Mientras se acoplan los nuevos jugadores y la distancia entre líneas se reduce está la afición, que según explica Del Nido es respondable del punto de ayer, lo que demuestra la confianza que todavía mantiene en el equipo. “Del punto que conseguimos ayer, al menos un 50% de culpa lo tiene la grada. Se comportó de once sobre diez y en todo momento estuvo con el equipo. El público es consciente de que hay que darle tiempo. Los tres cambios que hubo ayer, aportaron, algo que no pasaba en años anteriores. Cuando se recuperen los centrales, estoy convencido de que vamos a ser un equipo muy competitivo”.

Monchi, por su parte, mira la parte positiva de este tramo de temporada en que el equipo sólo ha perdido una vez y recuerda las numerosas lesiones que sufre el equipo. “Es cierto que las sensaciones no son positivas, pero también es verdad que solo hemos perdido un partido en un equipo en construcción. Hay que tener en cuenta también las lesiones del equipo en este comienzo de temporada. Nos preocupamos porque no son los puntos que pensamos que podíamos tener, pero el equipo seguirá creciendo y va a competir.

Cuestionado por el estilo de juego, Monchi lo deja todo en manos de Emery, en quien no se duda. “El míster no cambiará el modelo ni la forma de jugar, si cree en él, no tiene por qué cambiar”. La respuesta a este desenlace se verá tras el parón liguera donde Barcelona y Valencia medirán la capacidad del Sevilla para competir con grandes escuadras.

www.SevillaActualidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *