trochowski-sevilla-oficial

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

El calvario de Piotr Trochowski con la lesión de rodilla que lo apartó de los terrenos de juego nueve meses atrás inició este lunes su recta final con su esperado regreso a los entrenamientos. Nada más pisar la Ciudad Deportiva, el alemán recibió el aplauso de sus compañeros, lo que le despertó una gran emoción, tal como ha expresado este martes.

“Para mí es muy bueno volver a entrenar con el equipo y con la pelota. Lo echaba de menos muchísimo. Casi lloré con el aplauso de mis compañeros. Fue muy amable, ha explicado el centrocampista sevillista.

Pese a la buena noticia, la alegría inicial sólo es el primer paso de un proceso que conviene no acelerar como inteligentemente se ha encargado de señalar el propio jugador. “Vamos a ver en los próximos días como responde la rodilla porque el trabajo ha cambiado. Ahora hay que girar y los esfuerzos son más agresivos. La rodilla acabó bien ayer y tengo confianza”.

En la misma línea, el centrocampista teutón no ha querido marcar un periodo límite de reaparición, sabedor de las precauciones que se deberán tomar para que la recuperación sea duradera. “Iremos poco a poco y espero que semana a semana pueda hacer más cosas. A veces me da miedo ver que la recuperación va rápido. No tengo miedo pero no me marco plazos. Iré progresando hasta que pueda volver a jugar”.

Ahora que la salida del túnel se ve desde dentro, Trochowski ha recordado las dificultades psicológicas que ha experimentado durante estos meses. “Lo más duro ha sido ver los partidos en casa y no poder ayudar. Ha sido muy duro. He trabajado mucho para regresar tan fuerte como estaba antes de la lesión. Estoy físicamente muy bien y estoy muy ilusiondo y confiado en volver a ser el mismo”.

Mientras, el médico del Sevilla, Juan José Jiménez ha alabado los trabajos recuperatorios del alemán. “No se puede trabajar ni más ni mejor”, ha asegurado, aunque al igual que el jugador ha optado por la cautela a la hora de hablar de plazos. “Le falta afinar en los gestos más explosivos porque la rodilla necesita tiempo de adaptación. Podrá hacer de momento los ejercicios más sencillos hasta que pueda hacer los más complejos”, ha explicado.

www.SevillaActualidad.com