sevilla-san-roque-lepe-131211

Alertas informativas en tu móvil

Súmate al mejor canal de alertas informativas de Sevilla en Telegram. Entérate de todo al instante en Sevilla Actualidad

El malí marcó el tanto del triunfo en un choque en el que el Sevilla, que fue de menos a más, haciendo lo justo para ganar fue claramente superior a su rival.

El Sevilla encarriló este martes el pase a los octavos de final de la Copa del Rey con un triunfo por la mínima en Lepe, gracias a un oportuno gol de Kanouté, haciendo bueno el malí un rechace tras tiro de Armenteros en el minuto 10.

El partido no tuvo mucha historia. Los nervionenses salieron intensos, apretaron, lograron su gol y a partir de ahí manejaron los tiempos del choque sin complicarse ni dar opciones a un rival que, pese a emplearse a fondo, nunca tuvo opciones reales, por más que los de Marcelino hicieran lo justo para apuntarse el triunfo.

Kanouté siempre está. Es el titular del choque de esta noche, que por lo demás a buen seguro pasará de puntillas en el calendario futbolístico de esta temporada… Pero Kanouté apareció, una vez más, eso es lo importante. El doce sumó un nuevo tanto a su inmaculada hoja de servicios y además completó una magnífica primera parte, en la que incluso se tomó el gusto de dejarle un balón de oro a Armenteros, que el argentino envió al palo.

El Sevilla, una vez que hizo su gol durmió el choque a su antojo y le dio acelerones, sobre todo en la segunda mitad, cuando quiso. La superioridad, sin que el equipo hiciera un partido enorme, fue manifiesta. En parte tuvo la culpa Marcelino. El técnico asturiano sacó un once con muchos titulares habituales, con Varas, Cáceres, Coke, Medel, Trochowski o Jesús Navas, además de hombres del pedigrí de Escudé y Kanouté, junto a Campaña, el debutante Luna o Armenteros. En la primera parte se cumplió el trámite, logrando el gol y amortiguando el ímpetu del San Roque sin más.

En el segundo acto sí se experimentó una mejoría con Negredo ya en el campo. El San Roque perdió lógicamente enteros y el Sevilla tuvo mucho más el balón. Campaña con el cuero en los pies se sintió a gusto e inyectó al juego mucho criterio, abriendo bastante las ofensivas por las bandas, tanto por la izquierda con Armenteros como por la derecha con Navas.

Sin embargo, los constantes envíos nunca encontraron remates, por más que el segundo se rozara durante todo el segundo acto. Lo buscó el equipo de muchas maneras, pero no encontró la sentencia. El San Roque, por su parte, fue de más a menos, ya al final sin ofrecer resistencia.

Crónica facilitada por el servicio de prensa del Sevilla FC.

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...