betis-celebracion-ascenso

El Betis se impone 3-0 al Alcorcón y confirma su ascenso a la Primera División del fútbol español. El Real Betis vuelve a la máxima categoría por la puerta grande, siendo líder.

El Real Betis Balompié ha recuperado este domingo su sitio en Primera División. Las victorias previas del Girona CF y del Real Sporting de Gijón en sus respectivos encuentros obligaban al cuadro verdiblanco a sumar los tres puntos para sellar matemáticamente su regreso, una temporada después, a la máxima categoría nacional a falta de dos jornadas. Y así ha sido. El Betis se ha impuesto a la AD Alcorcón por tres goles a cero; un triunfo que, además, le proclama campeón de la Liga Adelante.

Una vez más, el aliento desde la grada no faltó. Con las localidades agotadas desde el pasado viernes, los aficionados béticos llenaban esta tarde los graderíos del Estadio Benito Villamarín deseosos de celebrar en comunión con sus jugadores el objetivo perseguido desde que comenzara a rodar el balón oficialmente allá por el mes de agosto.

Como apuntó Pepe Mel en la previa, no hubo excesivas sorpresas en el once de inicio verdiblanco para este encuentro, en el que recuperaban su sitio tras ser ausencia en el de la pasada jornada Xavi Torres, N´Diaye y Varela. Asimismo, Piccini entraba en el mismo en lugar del sancionado Molinero.

El Alcorcón, que sumaba siete partidos sin conocer la derrota, dejó pronto muy claro que no quería ser un invitado de excepción a la fiesta. Apenas habían pasado cuatro minutos desde el comienzo cuando David Rodríguez logró plantarse solo delante de Adán. Sin embargo, reaccionó rápido el guardameta para repeler el ‘chut’ del delantero visitante. La respuesta no se hizo esperar y, en el 6’, era Dani Ceballos quien encaraba a Javi Jiménez tras una gran jugada de tiralíneas entre el utrerano y Portillo. Como ocurriera en la anterior, el portero se alzaba vencedor en el mano a mano y desbarataba el que pudo haber sido el primero.

Los hombres de Bordalás parecían sentirse cómodos con este guión y, muy ordenados, mantenían el peligro lejos de sus dominios. Es por eso que la siguiente ocasión del Real Betis no se produjo hasta el 20’, a la postre el minuto del 1-0, obra de Rubén Castro. El canario no desaprovechó la primera que tuvo y superó a Javi Jiménez con un sutil golpeo tras un gran servicio de Jorge Molina.

La conexión entre ambos no apareció de nuevo hasta el 38’. Esta vez Rubén asistía y el ariete de Alcoy quien encaraba portería. Solo la rápida reacción de la defensa alcorconera evitó entonces el 2-0. La última antes del descanso también tendría sello helipolitano. Centro de Varela, dejada atrás de Jordi Figueras y N’Diaye, que no esperaba recibir en tan franca posición, solo acertó a rematar con su muslo derecho a las manos del guardameta.

La segunda mitad comenzó con inmejorables noticias para el Real Betis. Dani Ceballos se adueñó de un balón dentro del área y tocó lo justo para salvar la entrada de Guichón, que, con todo, no pudo evitar derribar al canterano por la inercia de la acción. Arias López no tuvo dudas en señalar el punto de penalti. El encargado de golpearlo sería Rubén Castro, que, con su diestra, situó la bola en la base del palo, muy pegadita a la madera, haciendo imposible la estirada de Javi Jiménez.

Faltaba el gol de Jorge Molina, muy incisivo, como siempre, en cada jugada atacante pero aún sin premio. Si bien sería por poco tiempo. Y es que antes de cumplirse el ecuador de este segundo acto, el de Alcoy acudía a su cita con el gol. Larga jugada de ataque bética capitaneada por N’Diaye, que cedió a su derecha para Piccini. El italiano, en carrera, fabricó un potente disparo cruzado que repelió Jiménez pero que Molina, atentísimo, remachó al fondo de las mallas.

El tercer gol subió definitivamente los decibelios en el Estadio Benito Villamarín. La afición, una vez más espectacular durante todo el envite llevando a su equipo en volandas, celebraba por todo lo alto un ascenso que ya no podía escaparse. Aún así, el Betis quería más. Rennella, que acababa de ingresar en el terreno de juego en lugar de Molina, aprovechó un contragolpe para encarar portería alcorconera. El franco-italiano, demasiado esquinado, envió la bola por encima del larguero. No sería la última para Rennella, que pudo anotar el 4-0 tras un buen centro de Piccini despejado en última instancia Djené. Sería la última oportunidad de peligro de un partido saldado con victoria por el Real Betis; tres nuevos puntos que, ahora sí, saben a Primera División.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *