El partido del Betis-Villarreal B se ha suspendido definitivamente

La semana en verdiblanco ha estado monopolizada por el brote de gripe A que ya ha afectado a quince jugadores de la plantilla (los últimos en sumarse han sido Óscar López y Rodri). Tras acordarse el aplazamiento del partido ante el Villarreal B (aún si nueva fecha fijada) lo único destacable es la ausencia de actividad en el plantel verdiblanco, ya que los entrenamientos han sido suspendidos hasta el lunes.

Ismael F. Cabeza. Si deportivamente poco más se puede comentar, lo extradeportivo cada vez tiene más presencia en la actualidad bética. El proceso judicial al que se está viendo sometido Manuel Ruiz de Lopera le tiene al parecer bastante preocupado, tanto que desde hace no poco tiempo se le acusa de dejación de funciones en el club por estar más interesado al parecer en lavar su imagen judicialmente hablando que en la marcha deportiva de la entidad.

El juzgado de instrucción nº6 de Sevilla se ha convertido desde hace unos meses en el mayor quebradero de cabeza del máximo accionista del Real Betis Balompié. La historia es bien conocida por todos; en el año 2007 varios grupos de béticos denunciaron a Lopera por presunto delito societario.

La denuncia, en principio, sólo abarcaba los últimos años de gestión del club (años 2002-2007) pero la jueza, tirando poco a poco del hilo, decidió continuar sus investigaciones año a año hasta llegar al famoso 1992 e incluso a 1991, año en que llegó Lopera al Betis. Los diferentes autos promulgados por la jueza en este tiempo apuntan  que las irregularidades en la gestión del club han sido (presuntamente) mucho más que puntuales.

De hecho, la jueza decidió ampliar la investigación porque las pruebas que ha ido recopilando (procedentes fundamentalmente de las declaraciones de los implicados y la vasta documentación aportada por varios peritos y la Brigada de Delitos Especiales de la Guardia Civil) le hacen sospechar que el presunto delito societario podría ser continuado en el tiempo.

Es más, según la jueza hay indicios más que sólidos que hacen sospechar que en la conversión en Sociedad Anónima Deportiva del Betis podría ser que Lopera no hubiera sido realmente el tan manido y autoproclamado salvador del club de Heliópolis. Profundizar en este tema sería algo farragoso y tiempo habrá de hablar sobre la resolución de la jueza, que se presume podría llegar antes de fin de año.

Por otra parte la asociación Por Nuestro Betis, la más activa y eficiente de las que han surgido en los últimos años, celebró el pasado Jueves asamblea de asociados. En dicha asamblea, entre otras cosas, se presentó un informe bastante completo sobre lo que presumiblemente ocurrió realmente en 1992. Este informe está basado en los autos del juzgado, por lo que tienen una credibilidad muy alta. Evidentemente todo es “presunto” hasta el momento pero el cerco al máximo mandatario bético se estrecha día a día.

Desde la propia asociación PNB se presentó también un documento muy completo titulado Compromisos de PNB para el futuro Betis de los Béticos acerca de lo que se quiere que sea el Betis post-Lopera. El documento puede consultarse en la página web de la asociación, así como un extenso dossier elaborado hace unos meses en el que se presenta un completísimo plan de viabilidad a todos los niveles que certifica que la gestión del club podría llevarse a cabo de una forma mucho eficaz sin tener que recurrir a “salvador” alguno, sólo utilizando de forma correcta y profesional el enorme potencial que ofrece un club con una masa social de las más numerosas de España.

En definitiva, la nula actividad de la primera plantilla verdiblanca por culpa del virus H1N1 ha dado paso a otras noticias que poco tienen que ver con la competición pero que a corto plazo darán mucho que hablar. Se espera la vuelta al trabajo para el lunes, día en el que habrá que hacer recuento de bajas y comenzar a preparar el encuentro de rivalidad regional ante el Cádiz C.F.

Más detalles enwww.rbetisb1907.blogspot.com

www.SevillaActualidad.com

Deja un comentario