calderón 07-03-2014

Entre lo humano y lo divino, el entrenador del Betis, que ha defendido este martes la existencia de los milagros, apuesta por no dar a su equipo por descendido y lanza mensajes duros contra los críticos.

Pese a todo, todavía queda una persona en el mundo que confía en la salvación del Betis y se llama Gabriel Humberto Calderón. “Primero hay que esperar. Si llega esa situación, porque los milagros existen, la tristeza y decepción serán enormes”, ha subrayado el entrenador verdiblanco ignorando la resignación que desde hace ya muchos meses inunda a su afición, a quien exculpa de sus críticas porque “es de Primera y tiene derecho a exigir”.

Pero el técnico argentino ha soltado algunos dardos en esta rueda de prensa previa al partido ante la Real Sociedad que apuntaron a otras personas: “No estoy de acuerdo con cierta gente que quiere motivar y crear corrientes para que haya una protesta que se pase de los límites. Tiene que haber unión. Veo críticas muy destructivas, que miran más los intereses personales que los del Betis”.

No obstante, también ha tenido momentos para la autocrítica reconociendo la lamentable temporada del Betis, que él mismo va a culminar. “No niego eso. Los primeros autocríticos somos nosotros. En los tres meses que llevo aquí soy el que más decepcionado está. La crueldad fue la que vimos todos”, ha señalado Calderón quien ha destacado su carácter luchador, aunque entiende las críticas. “Todos recuerdan en qué condiciones vine. Voy a dar la cara hasta el final. A la afición siempre le tendré el máximo respeto. Es la que más feliz me hizo dentro de un campo de fútbol. Respetaré lo que decidan», ha explicado mientras recordaba su disponibilidad para el futuro. “Ya dije que al único equipo que entrenaría en Segunda sería al Betis”.

El preparador verdiblanco también ha negado cualquier consulta sobre la próxima planificación, aunque no cree que “sea el momento de hablar de nada” porque “hoy hablar de un proyecto en el Betis es complejo”. Asimismo considera “normal” que se hablen de otros entrenadores teniendo en cuenta la situación donde “no se ganan los partidos”.

Gaby Calderón también ha comentado otros asuntos que han marcado la actualidad del betis durante esta semana como es el estado anímico de Paulao. “Está afectado por lo que pasó y voy a tomar la decisión este sábado. Todo pasa porque anímicamente nos pueda aportar. Lo saqué porque quería ganar el partido, y eso pasa por tener jugadores que quieran jugar».

El lamentable episodio vivido con el defensor brasileño ha servido para que el entrenador bético ponga más énfasis en detectar las mentalidades negativas entre sus jugadores, y según sus palabras, parece que no todos están por la labor. «Yo he preguntado si había algún jugador que no se sintiera con confianza y fuerza y nadie me ha dicho nada. Entrenando veo que hay jugadores que no están y por ahí lo detecto. Hubo un entrnamiento esta semana en el que había algunos jugadores que no me gustaron. Hubo reunión y charlamos y se solucionó. Reaccionaron y hoy los vi compitiendo bien», ha desvelado.

www. SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad