Betis-Granada

El Betis visita Granada con la esperanza de que una victoria sofoque las debilidades futbolísticas y psicológicas de un grupo que con esperanza o sin ella, debe dar más de sí para ofrecer algo de amor propio a los suyos.

Aunque todo hace indicar lo contrario, la suerte no está echada para el Betis. Pero no quedan demasiados partidos para que el desastre se consume si continúa la humillante dinámica de toda la temporada.

La enésima última oportunidad del conjunto verdiblanco para engancharse a una pelea de la salvación, donde todavía no ha competido de verdad, tendrá lugar en Granada, tierra de pretéritas batallas, donde los hombres de Calderón deben contagiarse de ese espíritu medieval para traerse una victoria del Nuevo Los Carmenes.

A día de hoy, el único argumento de peso que permite confíar en el triunfo verdiblanco es el esquema vencedor ante el Español. Ese 5-3-2, que con N´Diaye actuando de líbero disimuló todas las inseguridades de la defensa y el centro del campo y sostuvo al equipo hasta que Rubén Castro, el otro gran argumento de la parroquia verdiblanco, recordó al equipo lo que es ganar cuatro meses después.

Luego llegó la debacle de Valencia, pero ahora un Granada con dudas, que marca el límite con el descenso después de dos derrotas consecutivas, le ofrece al Betis una ocasión de oro para meter a un rival en la pelea y soñar de nuevo con la remota de posibilidad de encadenar una racha positiva que les devuelva la fe.

Con Adán en portería, la idéntica defensa utilizada por Calderón ante el Español, la novedad de Nono y la duda de Verdú o Salva Sevilla en el centro del campo y la sinergia de Rubén Castro y Jorge Molina visita el Betis Granada, donde intentará jugar con los nervios del conjunto de Lucas Alcaraz, pertrechado atrás y esperando ese chispazo que lo ponga en ventaja. Es el plan para conseguir una victoria que supondría la importante ventaja del ‘goal average’, que en caso de remontada podría ser decisiva.

Como aliciente, el Granada llega al duelo como el segundo peor local de la Liga, sólo diez puntos en casa, unos registros dos puntos por debajo de los verdiblancos. Además sufre la baja por sanción de Iturra, su bastión en el centro del campo, cuya baja será cubierta por el canterano Fatau. No obstante, es el Betis el peor visitante de la Liga, pues sólo ha obtenido dos míseros puntos lejos del Villamarín, que no invitan precisamente al optimismo por mucha debilidad que presente su rival.

De final en final, ese es el destino elegido por los heliopolitanos por una temporada nefasta que ha despertado a muchos del sueño. Una victoria puede levantar algo el vuelo para pensar en el maquillaje del desastre, pero sobre todo, busca el Betis la dignidad necesaria para morir con las botas puestas.

Alineaciones probables

Granada C.F.: Roberto, Nyom, Ilori, Murillo, Bryan Angulo, Recio, Fatau, Fran Rico, Buonanotte, Brahimi y El Arabi.

Real Betis: Adán, Juanfran, Amaya, N´Diaye, Jordi Figueras, Juan Carlos, Lolo Reyes, Nono, Verdú, Rubén Castro y Jorge Molina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *